🌸 La Tela di Carlotta
Entra
it en es

5 cosas que facilitan mi vida de mamá

ago 15, 2016 • Mamás, papás & niños

Esta mañana he salido de casa de prisa y se me olvidó mi pinza del pelo: hacía viento y tuve que caminar todo el camino con el pelo en los ojos, sin poderlo mover porque estaba empujando el carrito con una mano y aguantando la correa de Colbie con la otra. Esto me ha hecho recordar cuánto algunas cosas me simplifiquen la vida desde que soy madre. Así que hoy voy a compartir contigo mi lista TOP 5!

Pinza para el pelo

No podría vivir sin ella! No soy una mujer de maquillaje y peinados, pero antes de tener a Oliver me gustaba llevar el pelo suelto, a veces me hacía moños, otras veces trenzas. Incluso había empezado a probar diferentes peinados que mi amiga Marisa me enseñó con mucha paciencia (soy un desastre!). Pero desde que llegó Oliver, mi peinado de cada día es pelo fuera de la cara, del cuello, de la espalda, de los hombros… o sea cualquier lugar donde puede sudar, ser tirado o comido. Por eso la pinza de pelo!

Esta pinza alargada es sin duda el tipo de pinza de pelo que prefiero, elegante y práctica a la vez: con ella se puede recoger el pelo en un moño (1), en un medio moño (2), en un moño lateral (3) o elegir un estilo desordenado (4)! Como puedes ver, cada vez se ve un poco diferente utilizando una sola herramienta que no requiere ninguna habilidad de peluquera en absoluto! ¡Me encanta!

Espejo para asiento trasero

Ya te conté de esto en el post sobre nuestro maravilloso asiento de coche DUALFIX, pero quiero repetir cuanto este espejo en el asiento trasero realmente haya mejorado mi vida en el coche. Me encanta poder ver si Oliver está bien, si está a punto de quedarse dormido, si está llorando por algo serio o no, y me gusta que él me pueda ver a mí también a través del espejo.

Auricular Bluetooth

Todos los días voy a dar un paseo muy largo y como Oliver todavía no es el mejor interlocutor, esto es el momento perfecto para ponerme al día con la familia, hacer algunas llamadas de negocio o saludar a un amigo que nunca tengo tiempo de llamar. Siempre había utilizado los auriculares, pero últimamente entre el carrito del niño y la correa del perro, el cable estaba siempre en el medio: este auricular bluetooth es la solución mejor en absoluto!

Y por supuesto mi marido ha buscado el mejor a un precio aceptable. Al final elegimos el Explorador 50 por Plantronics: es Bluetooth, se puede usar en la derecha o la izquierda, es muy fácil de configurar con mi iPhone, interactúa con Siri así que no necesito ni siquiera sacar el teléfono para hacer una llamada, se queda perfectamente en el oído y la calidad de audio es genial en ambas direcciones.

Actualización: Ahora uso los AirPods de Apple y estoy mucho más contenta, la integración con iPhone y Apple Watch no tiene precio!

La torre de la comida

Este es un gran truco de mamá inventado por mi amiga Joanna. Desde que empezamos la alimentación complementaria, siempre llevamos algo de comida para los niños: fruta y verduras cortadas, galletas hechas en casa, aceitunas o lonchas de jamón. Necesitaríamos muchos contenedores!

Esta “torre de comida” (así es como la llamamos) solucionó el problema: se trata de una común torre para leche (para las madres que usan formula) y se puede comprar en cualquier farmacia, sólo que nosotras la utilizamos para comida en lugar de leche en polvo. Y es genial!

Tortitas de arroz/maíz

¡Así es! Estas tortitas de maíz o de arroz que se pueden compraren el supermercado me han salvado varias veces: haciendo la cola en el banco con un Oliver irritable, comiendo al restaurante con un Oliver tiquismiquis, o incluso al parque de juegos con un Oliver hambriento. Son fáciles de encontrar y llevar en el bolso, relativamente saludables (más saludables que galletas y patatas), e increíblemente versátil: se pueden tomar con Filadelfia, hummus, paté de oliva, guacamole… Cuando las compro, me aseguro solo de que sean sin gluten, sin sal y con aceite extra virgen de oliva en lugar del vegetal. Et voilà!

Espero que hayas disfrutado del post por lo menos tanto como yo he disfrutado escribirlo. ¿Cuáles son tus “salvavidas” en tu vida de mamá?