🌸 La Tela di Carlotta
Entra
it en es

Citas románticas después de los niños? ¡En casa!

jul 13, 2020 • Mamás, papás & niños

Anoche, Alex y yo tuvimos una cita en casa. Tuvimos una degustación de vino, hablamos — de cosas ligeras y cosas profundas — nos reímos, lloramos de risa, recordamos e incluso hicimos un poco de matemáticas (en stories). Volvimos a conectar. Compartimos pensamientos y lados de nosotros mismos que generalmente no aparecen en las conversaciones diarias.

La vida después de los niños tiene un costo enorme para la pareja, y si lo permites, la rompe. Sucede muy rápido. Solo hace falta un poco de privación del sueño, más cuidado y paciencia para los niños y menos para la pareja, rendirse al cansancio en lugar de hacer un esfuerzo para volver a conectar.

Alex y yo hemos pasado por allí cuando Emily no durmió durante 2 años, y lo que nos volvió (y sigue volviendo) a unirnos son nuestras citas románticas en casa. Sin dispositivos, sin películas, sin trabajo; solo música, cartas de juego, una cena sencilla o hasta solo una copa de vino después de que los niños se van a dormir, y ganas de conectar. Funciona cada vez. Lo recomiendo mucho.

La gente siempre piensa que es el sexo lo que más sufre después de los niños. Bueno, el amor tampoco es un hecho. El amor es duro trabajo, y si no trabajas duro por él, desvanece.

Ingredientes para una cita romántica en casa

• Organizar la noche, no esperar que suceda como por arte de magia: decidir el día y qué hacer juntos.

• Apagar los teléfonos.

• Pensar en algo especial para comer/picar juntos, tal vez algo que normalmente no se come con los niños: la comida ayuda siempre.

• Ideas para actividades: jugar a las cartas, mirar fotos antiguas de un viaje, hacer una cata de vinos para aprender a reconocerlos, cocinar juntos, arreglar juntos algo que se ha roto en casa, jugar un juego de mesa, colorear con acuarelas (es terapéutico, ¡lo juro!)…

• Si discutís el día de la cita, aprovechar la oportunidad para hablar de ello con agrado y sin rencor.

• Estar y divertirse juntos es un arte: al principio puede parecer difícil, hay que insistir.