🌸 La Tela di Carlotta
Entra
it en es

Como ser mamá trabajadora y tener un blog

dic 31, 2015 • Mamás, papás & niños

Spoiler: Este post, como muchos otros, fue escrito en parte durante las siestas de Oliver, en parte por la noche, en parte por la tarde mientras Alex jugaba con Oliver. Tardé tres días en publicarlo.

El otro día, en una de mis muchas reuniones con mamás, escuché a una chica, primeriza como yo, decir que de verdad querría tener un blog, pero es que simplemente no tengo tiempo. Me hizo sonreír: no tener tiempo para hacer cosas que de verdad queremos hacer es algo en el que no creo. Creo en hacer tiempo para las cosas que son importantes para nosotros.

Cuando empecé este blog, trabajaba desde la mañana a las 9:00 hasta la tarde a las 20:00 de lunes a viernes. No tenía tiempo. Ahora soy una mamá que trabaja part-time, no tiene familia cerca y todavía no manda a su hijo a la guardería. No tengo tiempo.

El tiempo lo hago. Como? Priorizando.

Cuando digo a Alex que no tuve tiempo para el blog, lo más probable es una mentira: tal vez salí con mis amigas, tal vez tuve que limpiar la casa, tal vez no tenía ganas, tal vez preferí ver el ultimo capitulo de Anatomía de Grey (sí!), tal vez estuve demasiado perezosa para hacer tiempo.

Sabes, el tiempo se escapa de los que son demasiado perezosos para hacerlo. Más aún si lo que quieres hacer no es una prioridad.

Mi blog es una de mis prioridades.

Se ha convertido en un trabajo no remunerado. Ya no se trata solo de querer publicar, sino de tener que publicar: me comprometí conmigo misma y con mis lectores, creé una rutina a la que trato de atenerme lo más posible. A menudo tengo que sacrificar otras cosas. Recuerdo una infinidad de veces cuando no salí de casa, no quedé con mis amigas, no fui a comer fuera, no dormí una hora más por la mañana… porque tenía que bloguear.

Bloguear siendo mamá es una historia diferente

Te voy a ser honesta: bloguear siendo madre es un nivel de dificultad completamente nuevo. Y entiendo como alguien podría utilizar la carta/excusa del no tener tiempo. No recuerdo la ultima vez que pude escribir, traducir y publicar un post en un solo día, y mucho menos de una vez.

Pero estos últimos nueve meses de mamá “bloguera” me han enseñado algunas cosas que han mejorado mi vida (y la de Oliver) y me han permitido ser realmente productiva y publicar con regularidad. Algunas de ellas creo que funcionen para cualquier trabajo o proyecto en la vida.

  • Elige el momento con cuidado. Es inútil tratar de exprimir un par de frases en el tiempo que tu hijo tarda en llegar del alfombra a tu silla, volver a sentarlo en el alfombra y repetir (desplázate arriba si quieres ver una foto de esto). Es frustrante. Si sabes que no vas a poder sentarte ininterrumpidamente durante 15 minutos, busca otro momento.
  • Hecho es mejor que perfecto. Como tengo poco tiempo para mí y lo que queda lo comparto con un bebé exigente, he tirado mi perfeccionismo por la ventana y he aprendido a conformarme con el “suficientemente bueno”. Es increíble lo mucho más que consigo hacer. PS. Suficientemente bueno no significa descuidado.
  • Usa el marido. Los maridos son herramientas maravillosas que nos dan el dono del tiempo. Usadlos. En este momento, Alex está jugando con Oliver aquí a mi lado.
  • Prioriza. Esto es universalmente verdadero para conseguir cualquier cosa en la vida. Alex acaba de decirme, “Tómate media hora para ti”. Habría podido hacerme las uñas, descansar, leer Facebook, ver la televisión, dormir (cosa que no estamos haciendo por la noche), contestar a los whatsapps, llamar a alguien. En cambio, estoy blogueando. Se trata de prioridades.
  • Usa los medios sociales sabiamente. Los medios sociales son super importantes para crecer un blog, pero también son una distracción insana: últimamente, he estado haciendo un esfuerzo consciente para utilizarlos sobre todo para promocionar mi blog, sin dejar que me arrastren en su espiral adictiva de información inútil.
  • Apague todas las notificaciones. Cuando me siento al ordenador para bloguear, no te ofendas pero no te voy a coger al teléfono o contestar a los mensajes. Te devolveré la llamada cuando salga de mi burbuja.
  • Está bien dar prioridad a las verdaderas prioridades. A veces no cumplo con mis propios plazos: digo que voy a publicar algo el lunes y de hecho lo publico el miércoles. Lo más probable es que tuve algo que hacer con mi familia. Ellos vienen siempre antes y así tiene que ser.

Mamás blogueras, como lo conseguís vosotras?Cuáles son vuestros secretos? Compartir significa crecer. 

Comentarios

Dime qué opinas

¿Te ha gustado? Estás de acuerdo? Me encantaría saber qué opinas.

Creo que estos te gustarán

Colleciones

¿Acabas de llegar a La Tela?

He preparado unas colecciones de artículos que he escrito en los últimos años. Quizás que non encuentres algo que te interesa.

El blog

Los últimos artículos en el blog

Escribo principalmente sobre ma/paternidad dulce, Montessori, multilingüismo, sostenibilidad y viajar con niños.

Mamás, papás & niños

No sabemos como ser padres, lo aprendemos sobre la marcha. Esto es mi ser madre, mis pequeñas victorias y amargas derrotas, mis verdades incómodas y las interminables lecciones de vida. Y también todo los productos y de bebés y juguetes que nos gustan más.

Vida sostenible

Vivir de manera sostenible para mí no significa solo tener un estilo de vida más ecológico. Significa tomar decisiones sostenibles para nuestro planeta, las personas que los habitan, pero también para nuestra vida, nuestro estilo de vida y nuestra felicidad. Significa aprovechar cualquier oportunidad diaria para evolucionar como seres humanos, para ser más felices, más sanos, más amables, más responsables y más cuidadosos — la única forma sostenible para un futuro significativo.