La Tela di Carlotta
it en es

Critica Stokke Xplory un año después

nov 9, 2016

Hace un año escribí esta revisión del carrito Stokke Xplory, y después de un año de uso (y lavados), quiero actualizarla.

Todavía nos gusta muchísimo. Me encanta el diseño minimalista, la belleza, la manipulación, los ajustes de altura del asiento y del mango (a Oliver a veces le gusta empujarlo él mismo), el peso bastante ligero y el fácil mecanismo para doblarlo y ponerlo en el coche.

Ayer, en una tienda una futura mamá estaba a punto de comprar exactamente la misma silla de paseo, y nos preguntó nuestra opinión. Le dije esto: entre los modelos de Stokke, esto es sin duda el que yo volvería a elegir; entre todos los cochecitos que he visto hasta ahora (en vivo), este es casi seguramente el que volvería a elegir.

PERO.

Hay algunos detalles que me enojan, probablemente sólo porque no entiendo como una marca de alta calidad como Stokke—calidad que se puede apreciar en el diseño y en la estructura de sus productos—puede fallar en detalles tan obvios. Es casi como si no utilizaran ellos mismos sus productos.

Así que aquí van los detalles que me gustaría que Stokke mejorara (esperemos ya en la próxima versión) y lo voy a escribir desde el menos molesto hasta el más molesto.

#5 Accesorios esenciales: el gancho

Creo que un cochecito top del mercado (y de la gama), que cuesta más de 1000€ sin ni el capazo, tenga que tener un gancho incorporado? No estoy hablando de accesorios que no todas las madres usarían (lo que les hace opcionales, como el paraguas, una bolsa adicional o un posavasos), estoy hablando de un accesorio esencial para cualquier madre: un simple gancho. Para colgar la bolsa de la compra, de la natación, del gimnasio, su bolso, la mochila del niño, su chaqueta, su suéter…

Nosotros compramos unos ganchos universales en El Corte Inglés con los que nos quedamos muy contentos: son muy duraderos y el velcro es súper fuerte (si no se te cae en un charco al ponerlo, como me pasó a mí una vez).

#4 Uso diario: el reposapiés y el mecanismo para doblarlo

No se puede cambiar convenientemente la dirección del asiento (desde mirar a nosotros hacia mirar para adelante, y viceversa) porque el reposapiés siempre está en el medio. Espero que arreglen esto en la próxima versión, porque en realidad es una característica que utilizo bastante.

Además, me gustaría que el gancho que se levanta con la mano para doblar el carrito fuera suficiente, y que no necesitara usar el pie también. La leva del pie a menudo se atasca, incluso cuando conoces el truco.

#3 No soluciones para hermanos cerca de edad

No ofrece soluciones para hermanos cerca de edad. Por supuesto, cuando compras un cochecito para el primer hijo, esta es la última de tus preocupaciones, pero ahora que nuestra pequeña está a punto de llegar, no sabemos qué hacer.

El Stokke Crusi ofrece la posibilidad de añadir un asiento más, que no es ideal ya que el niño está sentado extremadamente bajo, pero al menos es una solución. El Xplory, sin embargo, no ofrece esta posibilidad: ofrece una plataforma-patinete en la que el niño puede estar de pie, pero creo que Oliver (21 meses de diferencia) es todavía demasiado pequeño — especialmente para nuestros paseos largos.

ACTUALIZACIÓN: Al final al principio elegimos el patinete con asiento de Kleine Dreumes, y cuando Oliver era más grande pasamos a la Stokke Sibling Board que encuentro muy practica (la dejamos siempre enganchada y Oliver puede sentarse en ella también).

#2 La barra de seguridad no es practica

Me gustaría poder abrir la barra de seguridad hacia el lado o hacia arriba en vez de tener que quitarla por completo. Por lo general, necesito quitarla cuando nos sentamos en el restaurante para comer y no quiero ensuciarla, o si Oliver se queda dormido y quiero ponerlo o quitarlo del carrito: en ambos escenarios, sería mucho más fácil si se pudiera abrir la barra en vez de quitarla y tener que encontrar un lugar para ponerla temporalmente.

#1 El problema con la bolsa delantera

La bolsa delantera (la que viene con la silla de paseo) es el detalle más molesto, y estoy segura de que cualquier padre que lo utilice en el día a día con sus hijo esté de acuerdo conmigo.

Cuando se utiliza el capazo o el asiento girado hacia nosotros, la bolsa y la cremallera son difícil de alcanzar, pero todavía está bien. Es cuando se gira la silla para que el niño pueda mirar el mundo, que ya no está bien: en primer lugar, la cremallera está en el lado equivocado (casi me gustaría poder girar la bolsa o al menos tener la cremallera hacia fuera). El reposapiés en su posición más alta hace que sea difícil abrir la bolsa, por lo que puedes imaginar cuando esta en la posición más baja (como Oliver lo está usando ahora): es absolutamente imposible acceder al contenido de la bolsa, por lo que la bolsa entera es completamente inútil. Tal vez por esta razón veo tanta gente que usa la silla de paseo sin la bolsa?

Una cesta semi abierta bonita con el mismo sistema de enganche a clic (incluido en el precio, por supuesto) podría ser una excelente alternativa, más accesible y práctica, sin perder la belleza y la elegancia del diseño.

¿Tiene un Stokke Xplory? ¿Te gusta? ¿Cambiarías algo?

PD. EL color

Si pudiéramos volver atrás, quizás habría elegido un color diferente, probablemente negro melange. Nuestro beige elegante y de clase se ensucia sólo con mirarlo.

La buena noticia es que después de la primera vez que lo lavamos (que fue un poco difícil porque el tejido es muy estrecho y difícil de quitar y volver a poner), la tela cede un poco y lavarlo ya no es un problema en absoluto (y seca rapidísimo).

Dime qué opinas

¿Te ha gustado? Estás de acuerdo? Me encantaría saber qué opinas.

Comentarios

Bárbara • ago 14, 2020

Hola!
Y 4 años más tarde sigues usando este carrito?
Tengo dos niños, lo quiero para el pequeñín pero me gustaría saber si con el mayor, 4 casi 5 también lo podría usar.
Gracias!

Creo que estos te gustarán

¡Lo sé! Yo tampoco quiero que se acabe.