La Tela di Carlotta
it en es

Demasiados juguetes? Recicla, reduce, reusa. Y educa.

oct 4, 2019

Crecí con una habitación dedicada para mis juguetes. Algunos días tenía que tener cuidado a no pisar los juguetes en el suelo para cruzar la habitación. Por supuesto, lo que menos me gustaba era limpiar la sala de los juguetes.

¿Sabes todo lo que recuerdo? Las Barbies. Y de las decenas de Barbies que tenía, ¿con cuántas recuerdo jugar? Dos. Dos Barbies, sus caballos y su casa.

En realidad no tengo una lección que extraer de esto, recuerdo estar muy feliz con mis miles de juguetes. Pero como madre — una madre y mujer profundamente inspirada por la filosofía Montessori y que entiende el impacto de las cosas en nuestras vidas y lo que le están haciendo a nuestro planeta — tomé la decisión consciente de tener muy pocos juguetes.

Si en este momento te sientes juzgado y culpable por la cantidad de juguetes que tienen tus hijos, no te sientas así. No estoy aquí para criticar tus estilo de vida, estoy aquí para mostrarte una alternativa y, si quieres, decirte cómo lograrla.

Mi secreto es tener pocas reglas simples sobre los juguetes (puede que los hayas escuchado mucho en mis post, parezco un disco rayado):

  • Poseer pocos juguetes
  • Poner unos 5-6 por niño en los estantes, colocar el resto en un armario y rotar.
  • Evitar las cestas y las cajas: acumulan cosas que no necesitas y promueven el caos y la frustración.

¡Bien! ¿Cómo lo hago?

Esas reglas suenan muy bien, pero ¿cómo las implementas realmente? ¿Cómo puedes tener pocos juguetes cuando todos les dan más juguetes a tus hijos? ¿Cómo puedes convencer a tus hijos de deshacerse de los juguetes extra?

Es simple, y esto también va a sonar familiar.

Recicla, reduce, reusa. Y educa.

Recicla

Empieza una nueva tendencia de regalar los juguetes de tus hijos a sus amigos para las fiestas de cumpleaños. Junto con tu hijo, elige un juguete que esté en buenas condiciones, haz un paquete con papel reciclado o ponlo en una caja que tienes en casa y regálalo junto con una carta:

“Querido amigo, este juguete era mío. Me gustó muchísimo, y ahora me gustaría que lo tuvieras tú. Cuando hayas terminado con él, páselo a otro amigo para su cumpleaños. Espero que lo disfrutes tanto como yo”.

Este es un ejemplo de cómo Emily y yo lo hicimos para la fiesta de cumpleaños de su amigo Noah. Ella quizo regalarle su bonito cohete de madera magnetico.

Reduce

Junto con tus hijos, haz una selección de juguetes que ya no usan (o usan muy poco) o que pensáis que alguien más podría estar contento con ellos.

Una vez, Oliver decidió regalar un juguete que yo adoraba simplemente porque “a mi amigo le encantaría”. Nunca lo echó de menso (¡yo sí!).

Para hacer una selección, saca todos los juguetes y, junto con tus hijos, decide cuáles son los juguetes con los que juegan más.

Haz tres pilas:

Tener: estos son los juguetes “activos”, con los que más juegan tus niños. Van a sus estantes (y si hay más de 5-6, guarda el resto en un armario)

Purgatorio: estos son los juguetes que tus niños dicen que quieren quedarse, pero nunca los ves jugar con ellos. Entran en el purgatorio: un lugar escondido al que los niños no pueden acceder ni ver.

Cuando los juguetes permanecen en el purgatorio por más de X tiempo (tú eliges) sin que nadie los ha pedido de vuelta, habla con tus hijos, recuérdales que nunca los extrañaron, dile que, si lo desean, pueden jugar con ellos una vez más antes de llevarlos (juntos, si es posible) a una tienda de caridad o dárselos a amigos.

Por cierto, ¡el purgatorio también funciona para tu ropa! ;-)

Dar: estos son los juguetes que decidís (juntos) regalar de inmediato. Es posible que algunos niños no quieran regalar nada: en este caso, puedes explicarles: “Hemos jugado mucho y felices con estos juguetes, pero no lo utilizamos desde hace mucho, ¿verdad? Así que ahora, en lugar de estar aquí en el armario, podrían hacer muy feliz a algún otro niño que no los tiene. ¿Qué tal si jugamos con ellos una vez más y luego los llevamos a la tienda de caridad?”. Esto siempre me ha funcionado.

Deja de usar cajas y cestas

Deshacerse de las cajas y cestas va de la mano con la reducción de la cantidad de juguetes que tienes. Las cajas y las cestas siempre significan más cosas. Esconden el desorden, no lo arreglan. No promueven un cambio de mentalidad. No promueven una sociedad menos consumista.

Pero esa no es la única razón para evitar las cestas.

¿Qué hace un niño cuando quiere encontrar un juguete en una cesta? Le da la vuelta a la cesta. ¿Y qué sucede cuando es hora de ordenar? Se frustra, porque el desastre está fuera de control. Es comprensible que no quiera ordenar.

Tener juguetes ordenados en los estantes promueve el orden (pequeñas cestas para mantener juntas las piezas de UN juguete están bien, como un rompecabezas). Los niños no necesitan que se les enseñe cómo ser ordenados: les encanta el orden, solo necesitan las herramientas adecuadas y el ambiente preparado para cultivar su amor para el orden.

Reutiliza

Para mí, esto significa rotar y usar lo que ya tienes en casa.

Puedes mantener 5-6 juguetes en los estantes, y poner el resto en un armario al que tenga acceso el niño. Cuando tu hijo quiere jugar con un juguete en el armario, tiene que decidir qué otro juguete guardar (te sorprenderá lo rápido que decide). Luego rota los juguetes periódicamente, según el interés de los niños.

¿Cómo y cuándo rotar los juguetes?

La única forma de decidir qué juguetes se colocan en los estantes y cuándo es el momento de rotarlos es observar a tus hijos jugar. Observar a mis hijos ha sido una de las mejores lecciones que aprendí de Maria Montessori, y también se aplica a hacer una selección de juguetes o decidir un regalo para su cumpleaños.

Siéntate y obsérvales jugar: no hagas multitareas, si te ves distraído, ¡toma notas! Observa lo que usan y lo que no, observa cuánto tiempo juegan con un juguete o si, en cambio, lo toman y lo dejan de inmediato.

Observa cómo juegan con los juguetes: ¿pelan el papel de sus crayones de cera? ¡Tal vez una actividad como rasgar / cortar rayas de papel podría gustarles! ¿Hacen una torre con las piezas de su juguete de clasificación? Dales más actividades de apilar, ¡incluso apilar piedras seleccionadas podría funcionar!

Los intereses van y vienen (a veces rápidamente), pero luego pueden volver a aparecer, por eso rotar los juguetes funciona tan bien: cuando los niños usan un juguete después de no haberlo visto durante un tiempo, es como tener un juguete nuevo. No es necesario comprar más, solo reutiliza lo que tienes.

A veces en nuestros estantes solo había puzzle para Oliver (algunos de los cuales compramos de segunda mano), y actividades de corte y pega para Emily. Eso era lo único que elegían, así que eliminamos todo lo demás. Cuando ya no estaban involucrados, sabía que era hora de rotarlos. Pero nunca habría podido saberlo sin observar a mis hijos jugar.

¿Cuántos juguetes teñíais en total?

Me hacen mucho esta pregunta, así que aquí va: siempre tuvimos entre 25 y 30 juguetes. Alrededor de 10 estaban en nuestros estantes (para dos niños de diferentes edades), y el resto en mi armario.

Para ser honesta contigo, ahora creo que esto ya era demasiado.

Ahora que estamos viajando full-time, Oliver y Emily ahora solo tienen Lego, un par de coches pequeños, un peluche de Curious George, una muñeca, un pequeño elefante y unos 25 libros finos de la colección de no ficción de Jolly Phonics, y están felices. No necesitan más. Construyen casas y trenes con sillas y almohadas del sofá, ponen una cuerda a George y fingen que es un perro… incluso cuando el AirBnb les deja algunos juguetes, generalmente juegan más con los suyos.

Educa

Lo más importante. Todo esto no hará una diferencia en tu vida si no educas a las personas que te rodean. Si no se lo explicas a los abuelos y amigos, cuando llegue el cumpleaños y la Navidad. Si no tomas el tiempo para encontrar soluciones creativas para que las personas estén felices de no dar regalos.

Aquí hay dos ideas bonitas:

  • Solo un regalo en las fiestas de cumpleaños y todos participan: puedes leer mi publicación sobre el sobre fondo regalo de cumpleaños para entender cómo hacerlo. Lo encuentras en los artículos sugeridos a continuación.
  • Experiencias más que cosas: a los abuelos, especialmente, les encanta dar regalos. Es su forma de mostrar amor, y no se lo quitaría. Si no necesitas juguetes (a veces los necesitas), les explicaría lo importante que es para ti tener pocos juguetes y adecuados, y les pediría amablemente que hablen contigo de sus ideas de regalo, antes de comprar.Pero lo que es más importante, les hablaría sobre la posibilidad de regalar experiencias a tus hijos en lugar de cosas: pueden llevar a sus nietos a un nuevo parque, a una exhibición de dinosaurios, a ver la nieve, a pasar un día en la playa o en la granja. Dile que saquen muchas fotos para luego poder mirarlas con sus nietos. Los niños lo adorarán y recordarán eso más que cualquier regalo material.

Conozco algunas familias que no compran juguetes durante el año, para darles a sus familiares y amigos una lista de deseos para las fiestas de cumpleaños de sus hijos. Creo que esto es mucho mejor que dejar que la gente decida elija que regalar, porque la gente no conoce ni observa a tus hijos y terminará dando regalos que tus hijos nunca usarán: esto es triste para ellos, para tus hijos y para el planeta.

Personalmente, yo siempre prefería comprar juguetes cuando veía una necesidad o un interés* recurrente, en lugar de esperar un evento especial como el cumpleaños: creo que es también una mejor manera de evitar fiestas de cumpleaños que parecen bodas y cambiar nuestra mentalidad sobre el consumismo. (*Cuando digo “interés”, me refiero a rompecabezas, construcción, libros, geografía, ciencia, cohetes… Estar interesado en un juguete especifico de un amigo no es un interés y pueden jugar con ese juguete cuando están en la casa de su amigo :-))

Porque la verdad es que realmente necesitamos cambiar nuestra mentalidad sobre el consumismo. Nuestra sociedad puede ser mejor. Nosotros podemos ser mejor. Vamos a demostrarlo.

Dime qué opinas

¿Te ha gustado? Estás de acuerdo? Me encantaría saber qué opinas.

Creo que estos te gustarán

El blog

Escribo principalmente sobre genitorialidad, Montessori y multilingüismo. Lee mis últimos artículos.

Vida sostenible
Vivir de manera sostenible para mí no significa solo tener un estilo de vida más ecológico. Significa tomar decisiones sostenibles para nuestro planeta, las personas que los habitan, pero también para nuestra vida, nuestro estilo de vida y nuestra felicidad. Significa aprovechar cualquier oportunidad diaria para evolucionar como seres humanos, para ser más felices, más sanos, más amables, más responsables y más cuidadosos — la única forma sostenible para un futuro significativo.
Face yoga, el yoga para la cara
Porque deberías llevar la misma ropa dos veces en Instagram
El poder de crear habitos (y porque deberías hacerlo, aunque luego los rompas)
Comer de manera responsable es la dieta del futuro (¿Te apetece enseñarlo a tus niños?)
El poder de NO quejarse: ¿podrías hacerlo durante un mes entero?
¡Limpia tu planeta, por favor!
Infografía: 8 pasos para pasar a los pañales de tela
Una nota personal sobre la felicidad
Una nota personal sobre los social media
Un cambio de vida siempre expande tus horizontes
Acabas de llegar a La Tela?
He preparado colecciones de varios artículos que he escrito a lo largo de los años. Quizás encuentres uno que te interese.

Viajes

Vendimos todo para viajar por el mundo durante dos años. Actualmente estamos en Nueva Zelanda.

Libros

En 2020 escribí 4 libros para la colección “Gioca e impara con il metodo Montessori" curada por Grazia Honegger Fresco. La colección es un proyecto de Il Corriere della Sera y La Gazzetta dello Sport.

También implementamos los talleres de los últimos 15 volúmenes de la colección con Oliver y Emily.

Podcast

En mi podcast, “Educare con calma”, hablo de varios temas, desde Montessori hasta la sostenibilidad. ¡Solo en italiano!

oct 16, 2020 • 19m
La nostra routine con i bimbi
Mi chiedete spessissimo quale sia la nostra routine a casa con i bimbi e in questo episodio vi svelo che noi, una routine vera e propria, non ce l'abbiamo. Abbiamo una routine minima e indispensabile, che è un concetto che mi sono totalmente inventata su due piedi mentre parlavo a briglia sciolta in questo episodio, ma che credo funzioni davvero. Almeno per noi. La routine minima e indispensabile, secondo me, risponde anche a un altro "problema": trovo che ci bombardino spesso con l'idea del...
11
oct 9, 2020 • 24m
Sostenibilità: come sensibilizzare i bambini e i giovani adulti | Con Cristiana Cerri Gambarelli
In questa puntata a due voci di Educare con Calma – divisa a metà perché amo gli episodi corti - parliamo di sostenibilità e per farlo ho invitato mia sorella, Cristiana Cerri Gambarelli, project manager della Federazione dei Giovani Verdi Europei e un esempio per chiunque voglia intraprendere un viaggio nella sostenibilità: negli ultimi ha cambiato tutta la sua vita per ridurre la sua impronta di carbonio e per prendere ogni giorno decisioni più sostenibili per il nostro pianeta e in questa ...
10
oct 2, 2020 • 24m
Intraprendere un viaggio nella sostenibilità | Con Cristiana Cerri Gambarelli
In questa puntata a due voci di Educare con Calma – divisa a metà perché amo gli episodi corti - parliamo di sostenibilità e per farlo ho invitato mia sorella, Cristiana Cerri Gambarelli, project manager della Federazione dei Giovani Verdi Europei e un esempio per chiunque voglia intraprendere un viaggio nella sostenibilità: negli ultimi ha cambiato tutta la sua vita per ridurre la sua impronta di carbonio e per prendere ogni giorno decisioni più sostenibili per il nostro pianeta e in questa ...
9

Instagram

Actualizo Instagram casi todos los días para estar “cerca” de mi familia lejana.

¿Por qué La Tela di Carlotta?
Soñé con el nombre La Tela di Carlotta. Una mañana me desperté y en mis sueños había creado un blog con el mismo nombre de la novela americana (Charlotte’s Web). Muchos años e infinitos altibajos después, esta telaraña de pensamientos e historias es mi trabajo. Tardé mucho en entender qué tipo de presencia online quería ser y hoy lo sé: soy transparente, muestro la vida real, no hago publicidad, solo recomiendo marcas sostenibles (y no siempre porque me paguen) y creo en el valor de mi blog y de mis cursos – porque si no creemos en el valor de nuestro trabajo, nadie creerá por nosotros.
Carlotta
Carlotta dreaming of La Tela
¡Lo sé! Yo tampoco quiero que se acabe.