La Tela di Carlotta
it en es

Disciplina positiva al estilo Montessori

abr 11, 2017

Oliver siempre ha sido un niño muy gentil. Nunca golpeaba, mordía, empujaba. En realidad, siempre era él al que le golpeaban, mordían y empujaban. Últimamente, sin embargo, ha empezado a defenderse, y cuando le empujan, les empuja. A veces incluso empuja primero. Por un lado, me gusta que se defienda. Por otro lado, empujar, morder y golpear no son comportamientos que acepto, y “todos los niños lo hacen” para mí no es una excusa.

Como soy fan de Montessori, además, no creo en los castigos: he leído en varios libros y artículos (no sólo Montessori) cómo los niños menores de tres años son psicológicamente incapaces de comprender los castigos y la disciplina. Pero pensaba que la violencia física fuera una excepción (cualquier tipo de violencia física—morder puede parecer peor porque deja una marca, pero empujar, golpear y tirar el pelo no son en absoluto mejores y más aceptables). Pensaba que la violencia fisica fuera uno de los casos en los que tengo que ser firme, decir un NO seco y darle un castigo a Oliver.

Me equivocaba.

Hablé con la maestra de Oliver Noelia, y lo que ella me contó fue una revelación total, que fue reforzada en el taller de disciplina positiva de Macarena Soto Rueda en el que participé el mes pasado. Y quiero compartirlo contigo, porque los resultados que obtuve con la aplicación de la disciplina positiva y de los consejos de Noelia en casa son alucinantes.

Qué es la disciplina positiva

Un día, llegué a la escuela para recoger a Oliver y todos los niños tenían sus manos contra la pared y empujaban. Noelia les estaba pidiendo que empujaran más fuerte. Cuando le pregunté, ella me explicó que estaban empujando la pared en lugar de empujar unos a otros. Me dijo:

“Los niños entre dos y tres años no golpean, empujan o muerden porque son malos; empujan, golpean y muerden, a veces porque ven a otros niños hacerlo, pero más a menudo porque NECESITAN empujar, golpear y morder. Es una necesidad real en su edad de desarrollo. Nuestro papel como maestros y padres no es castigarlos por este comportamiento, sino guiarlos ofreciéndoles una alternativa. Cuando empujan a un amigo, les preguntamos si tienen ganas de empujar; si la respuesta es sí, les pedimos que empujen la pared, en su lugar”.

Para mí, esto tiene muchísimo sentido.

La disciplina positiva funciona!

Hace unas semanas, Oliver empezó a darle patadas a nuestra perra Colbie. Alex y yo no damos patadas a Colbie, así que definitivamente no es un comportamiento que ha aprendido de nosotros, y no importa cuántas veces le pedí que no lo hiciera, y le expliqué que a Colbie le duele cuando le damos patadas, él no paraba.

Después de hablar con Noelia, traté de poner la disciplina positiva en acción. Cada vez (la consistencia es la clave!) que Oliver daba una patada a Colbie o se acercaba a ella con cara traviesa, le preguntaba si tenía ganas de dar patadas; si me decía que sí, le ofrecía la pelota, y le decía “¡Dale una patada a la pelota, entonces!”. Tardó un par de días, pero luego las patadas se detuvieron. Ahora me trae la pelota y dice “Oli kick ball”, y jugamos juntos. Como resultado, no sólo la pobre Colbie ha vuelto a respirar, sino Oliver se está convirtiendo en un futbolista fenomenal!

La disciplina positiva en el día a día

Si un niño quiere (necesita) empujar, dile que empuje la pared, un árbol, un coche. Si quiere (necesita) morder, dale una zanahoria cruda, una naranja, un limón, un mordedor para morder. Si quiere (necesita) patear, dale una pelota. No sólo estás usando disciplina positiva, sino que también estás abordando una necesidad fundamental de su edad de desarrollo. Tiene sentido, ¿no?

A veces es muy difícil de recordar, especialmente cuando nuestro hijo se comporta de una manera que no nos gusta, cuando nos sentimos mal o mortificados, o cuando nuestros hijos son las “víctimas” del “mal comportamiento” de otros niños (entre comillas, porque a veces lo que nos parece mal comportamiento a nosotros adultos, para un niño es lo natural).

Pero tan pronto como comprendemos por qué lo hacen, aceptamos que no son “malos”, no se “comportan mal”, no “nos desafían”, y tomamos el tiempo para guiarlos dándoles un comportamiento/actividad alternativo, es increíble cómo cambien.

Disciplina positiva en casa

Últimamente uso este truco con todo. Antes, solía enfadarme con Oliver cuando  hacía algo mal repetidamente, le decía NO, “no hacemos eso”, “no golpeamos”, “no tiramos los juguetes”. Siempre terminaba en una lucha de poder—y ¡nunca ganas con un niño de dos años!

Ahora todo es diferente. Si Oliver muerde el sofá, le doy una toalla o una zanahoria para morder. Si me tira un juguete, le doy la pelota para tirar. Si golpea a Colbie, le pido que golpee el sofá. Si tira agua fuera de la bañera, le pido que la tire contra la pared… Hay menos NOs, y menos luchas. Tardamos un tiempo en cambiar nuestro comportamiento y reacciones, pero ahora puedo ver una gran mejora y mi vida es mucho más fácil.

Disciplina positiva fuera

Afuera me resulta más complicado, porque necesitas mil ojos cuando niños de esta edad juegan juntos. Necesitas estar mirándole en todo momento, y estar preparada con una estrategia para solucionar una situación problemática. Mi estrategia es eliminar a Oliver de la situación, explicarle por qué su comportamiento no es agradable, y darle una alternativa.

El otro día mordió la mano de su mejor amiga Bella (ella le empujó para coger “su” columpio y él, por primera vez en su vida, mordió!): le quité de la situación saliendo de la cafetería, le puse en el coche, le expliqué por qué no me gustó lo que hizo y le ofrecí el mordedor de Emily para morder (lo único que tenía disponible). Se lo puso en la boca y se quedó dormido así:

¡Démosles el beneficio de la duda a los niños!

Y una cosa más, que siento que los padres (yo incluida) se olvidan demasiado a menudo, y os dejo las palabras de Marta de Pequefelicidad en este bonito post: “Los niños no nos retan, los niños no son malos, los niños no nos chantajean. Los niños son buenos. Su alma es pura, por suerte”.

Deberíamos aprender a darle siempre el beneficio de la duda, porque ”Los niños no tienen desarrollado un control sobre su voluntad antes de los cinco años. Hasta entonces, sus impulsos pueden más que su capacidad de obedecer. Se están conociendo y están conociendo. Seamos pacientes y comprensivos. La constancia es la mejor semilla para educar niños capaces de razonar y de distinguir por sí mismos el bien del mal”.

Dime qué opinas

¿Te ha gustado? Estás de acuerdo? Me encantaría saber qué opinas.

Comentarios

Iñigo • oct 13, 2017

Tienes toda la razón

🌸 Carlotta • ene 11, 2019

❤

Andrea Alfaro • abr 15, 2017

Hola...
Me ha encantado tengo una niña de 15 meses que le gusta morder. Al comienzo lo hacia con los demas cuando se le prohibia algo le explique que les duele a los demas cuando hace eso y dejo de hacerlo...luego empezo a morderse sola la mano y llorar ...me puse a pensar que puedo hacer porque cuabdo le decia que no lo hiciera era peor...y me acorde que aun tenia sus mordedoras guardadas pues se la di y ahora cuando se pone rabiosa y va empezar a morderse le digo vamos a buscar tu mordedora si quieres morder sola la toma y se la meta a la boca...

La verdad no sabia si estaba haciendo bien...o que debia hacer..pero al leer tu articulo me aclaro mucho mejor todo...gracias ...me encantan todos tus articulos...aunque no haya podido leerlo aun en su totalidad la gran parte que lei ...me anima a seguir con la filosofia montessori que estamos aplicando en casa...

🌸 Carlotta • abr 18, 2017

Andrea, gracias por tu comentario! Es que eso es lo que me encanta de Montessori: es muy lógico y la mayoría de las cosas ya las hacemos sin darnos cuenta porque "tienen sentido", verdad? Un abrazo y espero leerte más por aquí 🌸

PS. Si todavía no lo hiciste, te animo a registrarte a mi newsletter para recibir el nuevo post (y algunas anécdotas jeje) una vez a la semana por correo :-)

Julietita • abr 14, 2017

Buenisimo Carlota!! Muy interesante!!

🌸 Carlotta • abr 18, 2017

Gracias por tu comentario! Me encanta cuando mis lectores toman el tempo para dejarme un comentario, así que espero volver a leerte por aquí! Un abrazo 🌸

Ana Bermejo • abr 12, 2017

Muchas gracias por tu post de Disciplina Positiva. Mi hijo Mario tiene ahora 16 meses y ya llevo un tiempo que no paro de decirle NO: "Eso NO se hace...", "NO lo tires al suelo...". Además de agotador no conseguía nada. Así que me viene fenomenal el post de esta semana. Voy a empezar a aplicarlo hoy mismo.
Estoy deseando leer el resto de tus post. Me son de gran ayuda.
Un saludo.

🌸 Carlotta • abr 18, 2017

Ana, esa es la palabra, agotador! Es agotador corregirle siempre con muchos NOs y gritos, y es lo que tú dices… se obtiene poco. Mario es un poco pequeño todavía (este post es más para niños un poco mayores, sobre los dos años), pero ¿porque no empezar ya? Con Emily yo empezaré seguro mucho antes. Si te apetece, cuéntame cuando lo pruebes si te vale ya con Mario, estoy curiosa! Un abrazo 🌸

Creo que estos te gustarán

Cursos online

Enseño a los padres otra forma de educación en casa y les doy las herramientas para a educar para el futuro.

Educar a largo plazo

Filosofía Montessori, disciplina positiva y educación respetuosa: guía para los padres.
La crianza de los hijos es más fácil cuando puedes seguir una guía. Con este curso comenzarás tu transformación interior personal, para convertirte en una madre/padre que educa en el respeto (a sí mismo y a sus hijos), aprenderás a usar la empatía, la comprensión y la paciencia durante las crisis, y encontrarás alternativas a los métodos clásicos de la educación tradicional (amenazas y castigos). Los niños son el futuro de nuestro planeta y el cambio solo puede comenzar en casa.

Podcast

En mi podcast, “Educare con calma”, hablo de varios temas, desde Montessori hasta la sostenibilidad. ¡Solo en italiano!

feb 26, 2021 • 20m
Etichette: smettiamo di mettere le persone in scatola!
Questa settimana su Educare con Calma parliamo di etichette (parole che usiamo per definirci), del perché penso che siano nocive per conversazioni e relazioni e come sostituirle nel nostro linguaggio.  Vi lascio il link all'episodio sul mio blog, dove potete anche leggere la trascrizione, trovare i post relazionati al tema di cui parlo e anche lasciarmi un commento per avviare una conversazione. Nell'episodio menziono anche questa IG TV "Basta con le etichette!" e questo vecchio post "Il papà...
34
feb 24, 2021 • 05m
Montessori in 5': cambia le frasi in positivo
Oggi su Educare con Calma vi spiego in 5 minuti perché funziona con i bambini cambiare le frasi negative in positivo e perché può aiutare non solo a rispettare i limiti, ma anche a cambiare la mentalità. Nell'episodio menziono la collezione Montessori Express sul mio sito in cui riassumo idee che mi hanno aiutata con i miei bimbi. -- Come appoggiare il podcast: Io non faccio pubblicità e non accetto sponsor, perché le pubblicità mi danno fastidio e non voglio sottoporvi a più pubblicità di qu...
33

El blog

Escribo principalmente sobre genitorialidad, Montessori y multilingüismo. Lee mis últimos artículos.

Mamás, papás & niños
No sabemos como ser padres, lo aprendemos sobre la marcha. Esto es mi ser madre, mis pequeñas victorias y amargas derrotas, mis verdades incómodas y las interminables lecciones de vida. Y también todo los productos y de bebés y juguetes que nos gustan más.
Cómo dejar el parque de juego sin luchas de poder
Así es la vida
Audiolibros de cuentos verdaderos para niños
No proyectemos nuestras inseguridades en los niños
Duda las autoridades
En la ma/paternidad se necesita egoismo construstruttivo
Un paso más hacia la auto aceptación
Y si el matrimonio se caba después de los niños
Alex
¡Nos olvidamos de nuestro aniversario de 10 años de boda!
Vida sostenible
Vivir de manera sostenible para mí no significa solo tener un estilo de vida más ecológico. Significa tomar decisiones sostenibles para nuestro planeta, las personas que los habitan, pero también para nuestra vida, nuestro estilo de vida y nuestra felicidad. Significa aprovechar cualquier oportunidad diaria para evolucionar como seres humanos, para ser más felices, más sanos, más amables, más responsables y más cuidadosos — la única forma sostenible para un futuro significativo.
Face yoga, el yoga para la cara
Porque deberías llevar la misma ropa dos veces en Instagram
El poder de crear habitos (y porque deberías hacerlo, aunque luego los rompas)
Comer de manera responsable es la dieta del futuro (¿Te apetece enseñarlo a tus niños?)
El poder de NO quejarse: ¿podrías hacerlo durante un mes entero?
¡Limpia tu planeta, por favor!
Infografía: 8 pasos para pasar a los pañales de tela
Una nota personal sobre la felicidad
Una nota personal sobre los social media
Un cambio de vida siempre expande tus horizontes
Acabas de llegar a La Tela?
He preparado colecciones de varios artículos que he escrito a lo largo de los años. Quizás encuentres uno que te interese.

Viajes

Vendimos todo para viajar por el mundo durante dos años. Actualmente estamos en Nueva Zelanda.

Libros

En 2020 escribí 4 libros para la colección “Gioca e impara con il metodo Montessori" curada por Grazia Honegger Fresco. La colección es un proyecto de Il Corriere della Sera y La Gazzetta dello Sport.

También implementamos los talleres de los últimos 15 volúmenes de la colección con Oliver y Emily.

Instagram

Actualizo Instagram casi todos los días para estar “cerca” de mi familia lejana.

¿Por qué La Tela di Carlotta?
Soñé con el nombre La Tela di Carlotta. Una mañana me desperté y en mis sueños había creado un blog con el mismo nombre de la novela americana (Charlotte’s Web). Muchos años e infinitos altibajos después, esta telaraña de pensamientos e historias es mi trabajo. Tardé mucho en entender qué tipo de presencia online quería ser y hoy lo sé: soy transparente, muestro la vida real, no hago publicidad, solo recomiendo marcas sostenibles (y no siempre porque me paguen) y creo en el valor de mi blog y de mis cursos – porque si no creemos en el valor de nuestro trabajo, nadie creerá por nosotros.
Carlotta
Carlotta dreaming of La Tela
¡Lo sé! Yo tampoco quiero que se acabe.