La Tela di Carlotta
it en es

Duda las autoridades

oct 17, 2020

Sabes que soy muy (infinitamente) selectiva cuando se trata de médicos, porque no creo que llevar un camisón blanco te haga un buen doctor.  

Cuando tenemos problemas de salud, investigamos a fondo y si no coinciden con lo que dice el médico o el pediatra, a menudo cuestionamos su opinión y/o buscamos otra. Creemos que es nuestra responsabilidad cuestionar las autoridades, porque desafortunadamente no todos los que tienen un titúlo son profesionales.

Esto ha ahorrado a los niños muchos antibióticos innecesarios.

Le ahorró a Oliver un catéter insertado en su pene, cuando una simple bolsa de análisis de orina era suficiente: nunca olvidaré la mirada condescendiente del pediatra, que luego tuvo que admitir que tenía razón YO.

Le ahorró a Oliver radiaciones innecesarias cuando me negué a permitir una radiografía de su mano por una simple uña que estaba cayendo sin dolor en el dedo: “Pero señora, ¿sabe que mantener el celular cerca del niño es más peligroso que una radiografía?”, fue la respuesta del pediatra, mientras se reía (lo peor de lo peor es un profesional con ego, porque inmediatamente se pasa al abuso de poder).

Me ahorró a mí más semanas en el hospital cuando pensaban que un antibiótico estaba funcionando – "porque no tiene fiebre" – mientras al mimso tiempo me llenaban de analgésico (con el analgesico por supuesto no tengo fiebre e ni me habían comunicado que me lo estaban dando): me negué al analgésico, la fiebre alta volvió en un instante y los médicos tuvieron que buscar una solución real. Después de una semana de espera, decidieron accionar y ponerme un drenaje más gordo, que significó más dolor y más tiempo en el hospi  

La lista podría continuar, pero el punto es: lamentablemente tener un título no hace una persona profesional en su trabajo. Siempre debemos ser críticos e inquisitivos y dudar las autoridades, especialmente cuando se trata de nuestra salud y la de nuestros niños.

Dime qué opinas

¿Te ha gustado? Estás de acuerdo? Me encantaría saber qué opinas.

¡Lo sé! Yo tampoco quiero que se acabe.