La Tela di Carlotta
it en es

El embarazo no es una enfermedad (un show de baile embarazada de 27 semanas)

oct 5, 2016

El viernes pasado fue el gran día: por fin bailamos (Emily y yo :-) en el teatro, un espectáculo de baile que estaba esperando desde antes de quedarme embarazada, hace siete meses.

Tengo que admitirlo, salí del teatro un poco decepcionada con mi actuación: pienso siempre de ser wonderwoman, pero en retrospectiva debería haber sabido que hacer todo el espectáculo dos veces en un día—el ensayo general a las 17:00 y la actuación a las 21:00—sin tiempo para descansar entre medio, es demasiado si estás embarazada de siete meses!

Pero, a pesar de los fallos tontos que nunca había hecho antes, estoy feliz de haber bailado, va a ser un recuerdo increíble y una anécdota de “una vez en la vida” para contarle a Emily un día. Ha habido muchos momentos en los que sentí que tal vez era demasiado—especialmente los ensayos de 5 horas en una sala (o sauna?) de baile con 40°C todos los domingos de verano—pero estoy orgullosa de mí por conseguirlo y hacer honor a mi compromiso.

Después de esta experiencia—y de la gran cantidad de preguntas que recibí de muchas personas acerca de la seguridad de hacer un show de baile embarazada de siete meses—hay algo que me gustaría decir a todas las mujeres embarazadas: el embarazo no es una enfermedad. Si estás bien, si tu bebé está bien, si las analíticas son normales (que es lo más probable), no hay razón para dejar de vivir tu vida de siempre. Si eres una bailarina, no hay razón para dejar de saltar, girar, y hacer rutinas de suelo exactamente como las hacías antes. Si eres una corredora, no hay razón para dejar de correr larga distancia si tu cuerpo puede.

No soy imprudente, eso no, mi prioridad ha sido siempre la seguridad de mi bebé—y he prestado atención extra en cada giro, salto y rutina de suelo—pero no he dejado que afectara a mi vida. Como resultado, no he ganado mucho peso, estoy en gran forma física por estar embarazada de siete meses, mi capacidad pulmonar sigue siendo muy buena y me siento más feliz y más saludable. Y por eso esta semana vuelvo a mis clases de baile y no paro hasta que el cuerpo me lo permita.

El embarazo es un viaje muy natural para una mujer y no debería ser tratado como una enfermedad. Es por eso que mi respuesta a todas las preguntas que te decía antes ha sido siempre una sonrisa y un “No estoy enferma, estoy embarazada”.

Y bueno, fue un gran esfuerzo, sí, pero esto abajo es lo con que me quedo (y hay muchas más en camino). ¿Valió la pena o no?

Dime qué opinas

¿Te ha gustado? Estás de acuerdo? Me encantaría saber qué opinas.

Creo que estos te gustarán

¡Lo sé! Yo tampoco quiero que se acabe.