Lifestyle blog de Carlotta Cerri
ItalianoEnglishEspañol

¿Por qué La Tela di Carlotta?

He preguntado a mi marido si sabe por que se llama La Tela di Carlotta y él, “Por qué es la traducción de la novela Charlotte’s web?”, matando todo el romanticismo. No precisamente.

Es más porque siempre me ha gustado que la protagonista de un libro se llame como yo — o yo come ella.

Y también porque me encantan los pensamientos a telaraña, aquellos que sabes donde empiezan pero no donde terminan. A veces me parece que todos mis pensamientos sean así, y es por eso que sufro de grafomania aguda y soy un poquito scatterbrain, como dice mi marido.


Treintañera

Me llamo Carlotta Cerri Gambarelli (que no se pronuncia con “ll” española).

Nací en Italia en 1985 y me hago parte de un grupo de edad que, por una razón o por otra, me parece que nunca se le toma en serio. Demasiado jóvenes para ser sabios y demasiado viejos para ser ingenuos. Somos adultos con demasiada poca experiencia, como diría mi madre.

Ha llegado la hora de que esto cambie. La experiencia es experiencia con 30, 50 u 80 años y hay que tomarla en serio.


Trilingüe

Llevo desde el 2007 viviendo en Marbella y mi vida es en inglés con familia y amigos, y en español en lo demás. Si me concentro, hablo bastante bien el francés, que J’adore! Desde que Oliver llegó, he añadido el finlandés a mi repertorio (mi nivel es lo mismo de un niño de 2 años 😉

Este blog es parcialmente una excusa para volver a acercarme a mi “italianidad” (que rechacé durante un tiempo) y al mismo tiempo mantener mi “triligüalidad”.

Y todo eso lo hago inventando palabras a menudo y en mis tres idiomas. ¿Por qué poner límites a la comunicación?


Mami Montessori x2

En 2007, conocí a mi marido Alex, un finlandés no muy común con quién quiero envejecer.

En 2009, entró en nuestra vida Cobie, una Golden que me ha enseñado muchísimo (que algún día tendré que escribir).

En el 2010 Alex y yo nos casamos—dos veces—y pasamos nuestra luna de miel road tripping en California.

En 2014 decidimos por fin expandir la familia y el 15 de marzo del 2015 llegó Oliver con parto express, como en las pelis. Emily llegó el último día del año siguiente, con parto aún más exprés.

Y como raramente nos gusta lo tradicional, hemos decidido criarles trilingües y según el método montessori.


Un poco paleolítica

En el 2010, Alex y yo nos embarcamos en una aventura llamada “comer sano”.

Tras mucho estudio, hemos decidido abrazar los principio de la dieta paleolítica. Así empezó una auténtica montaña rusa que sigue hasta el día de hoy.

Lo que entonces no sabíamos era que esto estilo alimentar habría cambiado para siempre no solo nuestra manera de comer, de hacer ejercicio y de pensar la alimentación, sino también nuestro entero estilo de vida.

Hoy, después de varios años completamente paleo, hemos vuelto a comer un poco de todo para ofrecer más variedad a nuestros hijos, ya que para Oliver y Emily hemos elegido la alimentación complementaria.


Feliz, feliz, feliz

Cada mañana me despierto con estas tres personas (normalmente más sonrientes) y sé que tengo todo lo que podría desear nunca jamás. Ellos me recuerdan que la felicidad no es ayer u hoy, es ahora, en este mismo momento que estamos viviendo, sentados en este muelle cerca del puerto.


Obsesionada por…

IMG_2949

…los niños, los productos de calidad, el design funcional, la atención para los detalles, el chocolate, el ejercicio físico, bailar (que hago semi profesionalmente con dos grupos, uno de salsa y uno de jazz), el idioma inglés, Jolly Phonics, criar a mis niños multilingüe, pasar tiempo con personas que me gustan, la comida sana y natural, Apple, las películas románticas y lloronas, cualquier serie TV en su idioma original, el metodo Montessori en el colegio y en casa, juguetes de madera y sobre todo, escribir, escribir, escribir y escribir. No en ese orden 😉


Escríbeme. Si te gusta mi blog. Si no te gusta mi blog. Para sugerir un tema. Para escribir tu mismo (porqué no?). O tan solo para decir “hola”.

Me encanta leer los correos de mis lectores y contesto siempre lo antes posible.