La Tela di Carlotta
it en es

Feliz tercer cumpleaños, Oliver!

mar 15, 2018

Tres años hoy, mi little monkey.

Estos últimos meses han sido difíciles para tú y yo, para nuestro equipo. Y no estoy hablando solo de tus estados de ánimo volubles, tus rabietas, tus llantos cada vez que algo no va bien, cada vez que digo NO, cada vez que mi tono de voz es más autoritario. Tu intensidad presiona todos mis botones, agota mi paciencia y a veces me agota a mí, pero puedo soportarlo.

Pero cuando rechazas mis besos, o dices “stop, mummy” cuando te abrazo—no tenía idea de que podría comenzar tan pronto; cuando quieres que papá haga horsey horsey contigo—yo también soy fuerte, ¿sabes?; lloras por “papà” porque te has hecho daño—mi ambulancia es diferente pero funciona igual, deja que te lo demuestre la próxima vez; cuando te ofrezco mi ayuda y recibo un “quiero papá help”. Eso duele. Cuando dices “mala mamma” dando un puñetazo a mi pierna por algo que ni siquiera está bajo mi control—no es mi cuerpo que duele.

Sé que no es nada personal, solo una fase—otra fase, siempre una fase—pero aún así duele dentro. A veces incluso entumece un poco mi amor por ti.

Por eso este año me ha costado escribir algo para ti hoy. Y luego el otro día conseguí evitar otra crisis—yo, no papá—y volver a poner una sonrisa en tu cara, y he entendido lo que quiero decirte:

No siempre te entiendo, pero siempre lo intentaré con todo mi ser.

Desde que empezaste a convertirte en tu propia persona, y con tanta impaciencia, me ha resultado difícil leerte, comprenderte y simpatizar contigo cuando pasas por tus tormentas. Veo lo diferente que somos, tú y yo, y aunque tengo una o dos cosas que me gustaría enseñarte un día, ahora soy yo la que debe aprender de ti.

Así que aquí va mi promesa para ti. Siempre intentaré ser una madre en constante cambio, para convertirme en la persona que necesitas en cada etapa de tu vida.

Mejoraré para ti incondicionalmente, aprenderé de ti y aprenderé contigo; dejaré de lado mi orgullo, te daré el beneficio de la duda, reconoceré mis errores, siempre y para siempre; te respetaré primero, me disculparé primero, me acercaré primero, te escucharé primero. Y también te amaré primero—incluso te amaré para los dos cuando no sienta que tu amor coincide con el mío.

Para ti, me convertiré en la mejor versión de madre y persona que pueda ser. Porque al fin y al cabo, YO seré tu mejor obra de arte, no al revés.

Feliz cumpleaños, mi pequeño monkey.

Te. Amo.

Mamma

Dime qué opinas

¿Te ha gustado? Estás de acuerdo? Me encantaría saber qué opinas.

Creo que estos te gustarán

¡Lo sé! Yo tampoco quiero que se acabe.