La Tela di Carlotta
it en es

Navidad y Montessori, ¿incompatibles? (tres años después)

dic 16, 2019
Photo credit: Fabio Caponetti

Hace tres años, publiqué este artículo sobre nuestra forma de vivir la Navidad, y cuando lo leí nuevamente hoy, ¡sorprendentemente seguía gustándome! Aunque a veces los artículos antiguos ya no resuenan conmigo después de muchos años — porque evoluciono a diario — este todavía sigue muy en línea con lo que siento hoy.

Te invito a leerlo, porque en el artículo de hoy, después de pasar por tres Navidades (2016, 2017 y 2018), te contaré cómo se reflejó en nuestra vida real lo que escribí hace tres años, y lo haré en mi amado estilo de pensamientos a telaraña (los que sé por dónde empiezan sino no donde terminan).

  • Todos los años hicimos el árbol de Navidad. Fue divertido decorarlo juntos, aunque no tan romántico como pensaba: el primer año Oliver me ayudó durante diez minutos antes de aburrirse, el segundo año Emily intentaba comerse todas las decoraciones, y el tercer año nos lo robaron del garaje (había decidido no volver a comprarlo, porque nos íbamos pronto para nuestra gira mundial, pero mi madre nos sorprendió con uno nuevo).
  • Navidad 2016: tratamos de comenzar una nueva tradición de intercambiar regalos el primer día del año. Quería darles a mis hijos la magia de los regalos debajo del árbol, pero como no somos religiosos, decidimos celebrar el comienzo de un nuevo año juntos, en lugar del nacimiento de Jesús. Si bien nos gustó la idea, duró solo ese año (sigue leyendo para entender por qué).
  • Hace dos años, nos embarcamos en nuestro viaje eco-friendly, que nos llevó a ser más conscientes de lo que poseemos, necesitamos y compramos. Comprar regalos en Navidad solo por dar regalo ya no nos parecía correcto, por lo que abandonamos esa tradición y nunca echamos de menos a los regalos. Hoy en día, en nuestra familia compramos lo que necesitamos cuando lo necesitamos, o damos un regalo extra especial cuando tengamos ganas, sin esperar cumpleaños, Navidades o eventos especiales.
  • No hemos sentido la necesidad de fingir que Papá Noel es real. Los niños lo ven en todas partes, conocen la historia de la noche de Navidad, se la contamos cuando preguntan y hablamos de ella por lo que es: una hermosa historia llena de magia. Si un día querrán fingir que es real, estaré feliz de jugar con ellos sabiendo que todos conocemos la verdad.
  • Incluso sin creer en Santa, todos los años hemos disfrutado del ambiente navideño, de las luces y de las canciones, que nunca pueden faltar en nuestra casa.
  • Tenemos suerte, porque nuestra familia ha casi siempre respetado nuestra forma de vivir la Navidad, y nosotros hemos respetado su deseo de dar regalos (o en Pascua abrir un huevo de chocolate). El compromiso es la clave de la harmonía. Solo un año, a pesar de haber hablado con mi madre sobre la forma en que todos podríamos disfrutar de la Navidad sin dejar de respetar las creencias y tradiciones de los demás, ella sorprendió a los niños con un amigo disfrazado de Papá Noel. Ojalá nos hubiera hablado antes para encontrar un compromiso (por ejemplo, su amigo podía quitarse el disfraz delante de los niños en lugar de “volar por el balcón”!). Y ojalá no me hubiera enfadado tanto como hice. Todos estamos juntos en este viaje de la vida, vivimos y aprendemos.
  • Como en todo lo que está relacionado con la pa/maternidad, hoy en día somos mucho más relajados. Tal vez porque ahora nuestros valores y principios están más claros y no sentimos la incertidumbre de nuestro primer año de ser padres. Pero también porque ahora sabemos que la ma/paternidad significa aprender a encontrar un equilibrio entre la forma en que idealmente queremos criar a nuestros hijos, la forma en que otros quieren que criemos a nuestros hijos y la forma en que realmente los criamos.
  • Este año tendremos una Navidad aún diferente, porque estamos en Hoi An, Vietnam, como parte de nuestra gira mundial, y lo celebraremos como viene. No tenemos planes, expectativas o necesidades, y este año también sentimos que ya tenemos todo lo que podríamos pedir. Y mucho más.

¡Feliz Navidad a todos!

PD. ¿Cómo celebras la Navidad en tu familia?

PD2. Aquí te dejo este post yeste post de Marta @pequefelicidad, que para mí es siempre fuente de inspiración.

PD3. La foto tiene anécdota: una de mis follower, Stefania, me contactó cuando estábamos en Hanoi diciendo que ellos también estaban allí y preguntándome si me apetecía conocernos en persona. Pasamos una tarde super agradable y los niños jugaron sin parar! Esta es la verdadera belleza de las redes sociales.

Comentarios

Estefania • dic 16, 2019

super interesting!
cómo evitas que tus niños le digan a otros que Santa no es real?
Acabo de descubrir tu blog e instagram y estoy curioseando muchas cosas :) Aun no tengo hijos pero esta en mis planes futuros y estos metodos son muy interesantes!

🌸 Carlotta • dic 29, 2019

Hola! Mmm, por el momento nunca ha pasado y creo ese momento tardará bastante en llegar… pero sin duda pasará y cuando pase, tendrán sus conversaciones… me imagino que los demás dirán a Oliver y Emily que existe y ellos les dirán que no, y los demás volverán a decir que sí y así seguirán hasta que lo dejarán. Luego todos irán a casa a contar lo que ha dicho el otro y los padres responderán: nosotros les preguntaremos "y tú que opinas?" (y si nos dicen que creen que sí, les diremos "que guay"!) y los demás padres quizás dirán a os suyos "claro que existe, no te preocupes". Y cada uno seguirá creyendo o no creyendo. De todas formas siempre les contamos a Oliver y Emily que hay alguien a quién le gusta fingir que sea real y hay que respetarlo, así que veremos lo que pasa :-D Gracias por tu pregunta! Un abrazo 🤗

Estefania • dic 30, 2019

Gracias por tu respuesta!! Me parece estupendo todo pero me ha sorprendido que les dejarais pensar que es real si te dicen que creen que sí... Aun asi es muy interesante todo y seguiré reflexionando sobre ello :)

Dime qué opinas

¿Te ha gustado? Estás de acuerdo? Me encantaría saber qué opinas.

Creo que estos te gustarán

El blog

Escribo principalmente sobre genitorialidad, Montessori y multilingüismo. Lee mis últimos artículos.

Vida sostenible
Vivir de manera sostenible para mí no significa solo tener un estilo de vida más ecológico. Significa tomar decisiones sostenibles para nuestro planeta, las personas que los habitan, pero también para nuestra vida, nuestro estilo de vida y nuestra felicidad. Significa aprovechar cualquier oportunidad diaria para evolucionar como seres humanos, para ser más felices, más sanos, más amables, más responsables y más cuidadosos — la única forma sostenible para un futuro significativo.
Face yoga, el yoga para la cara
Porque deberías llevar la misma ropa dos veces en Instagram
El poder de crear habitos (y porque deberías hacerlo, aunque luego los rompas)
Comer de manera responsable es la dieta del futuro (¿Te apetece enseñarlo a tus niños?)
El poder de NO quejarse: ¿podrías hacerlo durante un mes entero?
¡Limpia tu planeta, por favor!
Infografía: 8 pasos para pasar a los pañales de tela
Una nota personal sobre la felicidad
Una nota personal sobre los social media
Un cambio de vida siempre expande tus horizontes
Acabas de llegar a La Tela?
He preparado colecciones de varios artículos que he escrito a lo largo de los años. Quizás encuentres uno que te interese.

Viajes

Vendimos todo para viajar por el mundo durante dos años. Actualmente estamos en Nueva Zelanda.

Libros

En 2020 escribí 4 libros para la colección “Gioca e impara con il metodo Montessori" curada por Grazia Honegger Fresco. La colección es un proyecto de Il Corriere della Sera y La Gazzetta dello Sport.

También implementamos los talleres de los últimos 15 volúmenes de la colección con Oliver y Emily.

Podcast

En mi podcast, “Educare con calma”, hablo de varios temas, desde Montessori hasta la sostenibilidad. ¡Solo en italiano!

nov 19, 2020 • 25m
Pene e vulva: normalizziamo le parole
Con questo episodio inizio una serie di conversazioni a tema sessuale, perché credo che in Italia se ne debba parlare di più, soprattutto tra famiglie con bambini. L'educazione sessuale è un aspetto importante dell'educazione dei bambini e deve iniziare da piccoli. Un ottimo primo passo è proprio quello di normalizzare parole "imbarazzanti" come pene e vulva e sostituirle alle più comuni pisellino e patatina. Nell'episodio dico che non avevo trovato la storia originale in spagnolo della "gall...
16
nov 13, 2020 • 13m
"Non sono cresciuto Montessori e sono venuto su bene lo stesso!"
In questo breve episodio rifletto su una frase che ho sentito/mi è stata detta spesso per difendere l'educazione tradizionale (da genitori che crescono i propri figli con metodi più tradizionali come le minacce, i castighi, le punizioni ecc). Ti suggerisco anche come risponderei io. La citazione che menziono nell'episodio è una frase che disse la madre di Jane Goodall, antropologa inglese che ha dedicato la sua vita allo studio degli scimpanzé: "Se le persone non sono d’accordo con te, la cos...
15
nov 6, 2020 • 16m
La rabbia, le urla dei genitori e una storia tibetana
In questo episodio sono stata ispirata da una storia tibetana a parlare di rabbia e del perché urliamo quando siamo arrabbiati. Riconoscere i perché e analizzare le mie reazioni quando urlo è stato per me il primo passo per imparare a gestire la rabbia. Nell'episodio menziono questo articolo: Spiegare come funziona il cervello aiuta i bambini a controllare le loro emozioni. Mi trovi anche su www.lateladicarlotta.com e su Facebook e Instagram come @lateladicarlottablog.
14

Instagram

Actualizo Instagram casi todos los días para estar “cerca” de mi familia lejana.

¿Por qué La Tela di Carlotta?
Soñé con el nombre La Tela di Carlotta. Una mañana me desperté y en mis sueños había creado un blog con el mismo nombre de la novela americana (Charlotte’s Web). Muchos años e infinitos altibajos después, esta telaraña de pensamientos e historias es mi trabajo. Tardé mucho en entender qué tipo de presencia online quería ser y hoy lo sé: soy transparente, muestro la vida real, no hago publicidad, solo recomiendo marcas sostenibles (y no siempre porque me paguen) y creo en el valor de mi blog y de mis cursos – porque si no creemos en el valor de nuestro trabajo, nadie creerá por nosotros.
Carlotta
Carlotta dreaming of La Tela
¡Lo sé! Yo tampoco quiero que se acabe.