La Tela di Carlotta
it en es

No estoy lista para dejarlo ir (o "cuando te vuelve a bajar la regla")

feb 18, 2016

Para hoy tenía planeado otro post, pero esta mañana me desperté y pasó algo para que no estaba preparada. Después de 611 días, de los cuales 277 de embarazo y 342 de criar a nuestro niño maravilloso, me ha vuelto a bajar la regla. Es como si las hormonas se hayan finalmente enterado de lo que tenían que hacer y boom! He vuelto a la normalidad. De repente, todo tiene sentido: el sentirme mucho más agobiada de lo normal en pensar en problemas y buscar soluciones, la falta de energía en mis clases de baile, el cansancio cuando me despierto por la mañana aunque haya dormido bien y esta sensación general de agotamiento de los últimos días.

Sabia que iba a pasar y sé que habría podido pasar mucho antes, pero pensaba que habría tardado más. Pensaba tener más tiempo para… no sé para que, solo pensaba tener más tiempo. Y os pido disculpa por adelantado si este post no va a tener ningún sentido o no es tan útil como otros que he escrito, pero la única manera que conozco para enfrentar la tristeza es escribir.

Solía ser una persona muy emotiva, pero vivir con un hombre muy racional durante nueve años me ha cambiado profundamente. Así que incluso ahora puedo racionalizar. Sé que son solo esas mismas hormonas traviesas que han vuelto a tomar control de mis emociones, que me llenan los ojos de lágrimas y me hacen sentir sin aliento.

Puedo racionalizar. Sé que tendría que estar contenta porque ahora monito número dos es una posibilidad verdadera.

Puedo racionalizar. Sé que el sentirme paradójicamente triste e ilógicamente vulnerable desde que Oliver ha empezado a dormir bien es porque he parado de darle el pecho por la noche. Lo echo de menos.

Puedo racionalizar. Sé que esta sensación de inquietud mental está probablemente relacionada al miedo irracional de terminar la leche, ya Oliver está comiendo muy bien con la alimentación complementaria y tomando el pecho solo un par de veces al día.

Puedo racionalizar. Sé que no tener leche o terminarla es una leyenda urbana, que mi cuerpo se adaptará (y ya se ha adaptado por la noche) para que Oliver tenga tanta leche como necesita/quiere.

Puedo racionalizar. Sé que muchas mujeres pueden tener depresión cuando dan el pecho o lo dejan y estoy segura de que no es mi caso para nada.

Así que sí, puedo racionalizar, pero en días como este, simplemente no quiero. Quizás quiera sentir la tristeza; quiero permitirme de estar triste porque mi pequeño bebé ya está creciendo y lo que me encanta más en el mundo mundial — ese suspiro cuando coge el pecho, esa conexión tan única y especial entre nosotros — está inevitablemente llegando a su fin. Quiero permitirme de estar triste porque mi hijo me necesitará ya un poco menos. Hoy, por primera vez, entiendo lo difícil que será encontrar esa madurez en el ser madre de que habla esta madre en sus notas sobre como criar a un hijo.

La lágrimas de hoy—irracionales y legítimas al mismo tiempo—han cancelado todas las tonterías.

He pasado la últimas tres semanas buscando una guardería y niñeras para poder seguir dando clases y tener también tiempo libre para mí, para cortarme el pelo, para hacer ejercicio, para escribir. Hoy he finalmente entendido porque estaba tardando tanto. No estoy lista para dejar ir mi bebé. Quizás no sea maduro ni racional — espero tener toda una vida juntos y todo lo mejor está aún por venir — quizás sea hasta un poco egoísta, pero es como es. No estoy. Lista. Para dejarle ir.

En los cinco meses pasados, Oliver ha empezado a gatear y después a andar; ha probado muchas comidas nuevas y ahora come casi más que yo; ha empezado a hacer no con la cabeza, a indicar, a organizar cosas a su manera, darnos cariño, echarnos de menos, y un millón de otras cosas increíbles que simplemente ha empezado a hacer. Un día, de la nada. Ha aprendido todo esto y mucho más solo. En solo cinco meses. Y yo estaba allí en cada momento para grabarlo en mi memoria y a veces en video. Aún así, hoy no puedo parar de pensare en este pensamiento tan tonto: nunca, nunca, nunca volveré a tener este tiempo con él, Oliver tendrá 11 meses, 12 meses, y cada mes a seguir solo una vez en nuestra vida.

Quizás en una semana, un mes o en cuanto pase esta tormenta de hormonas, soñaré otra vez con cortes de pelo y tiempo libre, pero ahora mismo lo único que quiero es cogerle, abrazarle fuerte y nunca dejarle ir. Y sabes que? Eso es exactamente lo que haré.

Si te ha gustado, compártelo o dímelo en un comentario

Dime qué opinas

¿Te ha gustado? Estás de acuerdo? Me encantaría saber qué opinas.

Creo que estos te gustarán

El blog

Escribo principalmente sobre genitorialidad, Montessori y multilingüismo. Lee mis últimos artículos.

Vida sostenible
Vivir de manera sostenible para mí no significa solo tener un estilo de vida más ecológico. Significa tomar decisiones sostenibles para nuestro planeta, las personas que los habitan, pero también para nuestra vida, nuestro estilo de vida y nuestra felicidad. Significa aprovechar cualquier oportunidad diaria para evolucionar como seres humanos, para ser más felices, más sanos, más amables, más responsables y más cuidadosos — la única forma sostenible para un futuro significativo.
Face yoga, el yoga para la cara
Porque deberías llevar la misma ropa dos veces en Instagram
El poder de crear habitos (y porque deberías hacerlo, aunque luego los rompas)
Comer de manera responsable es la dieta del futuro (¿Te apetece enseñarlo a tus niños?)
El poder de NO quejarse: ¿podrías hacerlo durante un mes entero?
¡Limpia tu planeta, por favor!
Infografía: 8 pasos para pasar a los pañales de tela
Una nota personal sobre la felicidad
Una nota personal sobre los social media
Un cambio de vida siempre expande tus horizontes
Acabas de llegar a La Tela?
He preparado colecciones de varios artículos que he escrito a lo largo de los años. Quizás encuentres uno que te interese.

Viajes

Vendimos todo para viajar por el mundo durante dos años. Actualmente estamos en Nueva Zelanda.

Libros

En 2020 escribí 4 libros para la colección “Gioca e impara con il metodo Montessori" curada por Grazia Honegger Fresco. La colección es un proyecto de Il Corriere della Sera y La Gazzetta dello Sport.

También implementamos los talleres de los últimos 15 volúmenes de la colección con Oliver y Emily.

Podcast

En mi podcast, “Educare con calma”, hablo de varios temas, desde Montessori hasta la sostenibilidad. ¡Solo en italiano!

oct 16, 2020 • 19m
La nostra routine con i bimbi
Mi chiedete spessissimo quale sia la nostra routine a casa con i bimbi e in questo episodio vi svelo che noi, una routine vera e propria, non ce l'abbiamo. Abbiamo una routine minima e indispensabile, che è un concetto che mi sono totalmente inventata su due piedi mentre parlavo a briglia sciolta in questo episodio, ma che credo funzioni davvero. Almeno per noi. La routine minima e indispensabile, secondo me, risponde anche a un altro "problema": trovo che ci bombardino spesso con l'idea del...
11
oct 9, 2020 • 24m
Sostenibilità: come sensibilizzare i bambini e i giovani adulti | Con Cristiana Cerri Gambarelli
In questa puntata a due voci di Educare con Calma – divisa a metà perché amo gli episodi corti - parliamo di sostenibilità e per farlo ho invitato mia sorella, Cristiana Cerri Gambarelli, project manager della Federazione dei Giovani Verdi Europei e un esempio per chiunque voglia intraprendere un viaggio nella sostenibilità: negli ultimi ha cambiato tutta la sua vita per ridurre la sua impronta di carbonio e per prendere ogni giorno decisioni più sostenibili per il nostro pianeta e in questa ...
10
oct 2, 2020 • 24m
Intraprendere un viaggio nella sostenibilità | Con Cristiana Cerri Gambarelli
In questa puntata a due voci di Educare con Calma – divisa a metà perché amo gli episodi corti - parliamo di sostenibilità e per farlo ho invitato mia sorella, Cristiana Cerri Gambarelli, project manager della Federazione dei Giovani Verdi Europei e un esempio per chiunque voglia intraprendere un viaggio nella sostenibilità: negli ultimi ha cambiato tutta la sua vita per ridurre la sua impronta di carbonio e per prendere ogni giorno decisioni più sostenibili per il nostro pianeta e in questa ...
9

Instagram

Actualizo Instagram casi todos los días para estar “cerca” de mi familia lejana.

¿Por qué La Tela di Carlotta?
Soñé con el nombre La Tela di Carlotta. Una mañana me desperté y en mis sueños había creado un blog con el mismo nombre de la novela americana (Charlotte’s Web). Muchos años e infinitos altibajos después, esta telaraña de pensamientos e historias es mi trabajo. Tardé mucho en entender qué tipo de presencia online quería ser y hoy lo sé: soy transparente, muestro la vida real, no hago publicidad, solo recomiendo marcas sostenibles (y no siempre porque me paguen) y creo en el valor de mi blog y de mis cursos – porque si no creemos en el valor de nuestro trabajo, nadie creerá por nosotros.
Carlotta
Carlotta dreaming of La Tela
¡Lo sé! Yo tampoco quiero que se acabe.