La Tela di Carlotta
it en es

No soy Wonder Woman (no siempre)

dic 1, 2016

Por primera vez en mi vida me hicieron colgar mi capa de Wonder Woman y me han puesto en en reposo forzado. ¡Yo!

Nunca me he roto nada, nunca he estado en un hospital (excepto cuando di a luz), nunca he estado enferma en casa por más de dos días. Me gusta mantenerme ocupada, llenar cada minuto de mi día con algo que hacer, me encantan los planes (que normalmente nunca salen como quiero), quedar con gente e ir a lugares con Oliver. Nunca paro. Siempre pienso en mi como Wonder Woman.

Bueno, resulta que no lo soy.

En breve, el viernes por la noche fui a urgencias por un dolor abdominal bajo que había estado teniendo toda la semana. No me dieron malas noticias, pero tampoco buenas. La cabeza de la pequeña es extremamente baja (como para salirse ya, que es lo que provoca el dolor), pero no ha cogido mucho peso en las últimas tres semanas y, a pesar de que el martes llegamos a la semana 35 y por fin también sus pulmones están completamente desarrollados, ella es todavía demasiado pequeña para venir a conocernos.

Nada de esto sería un problema si yo no estuviera teniendo muchas (como toneladas de) contracciones cuando me muevo. Estoy acostumbrada a las contracciones, las he tenido desde la semana 20 en ambos embarazos—las famosas Braxton Hick—pero últimamente han aumentado en duración, frecuencia e intensidad… más similares a las contracciones que podrían ponerme de parto si no las mantengo bajo control.

Así que aquí estoy, en el sofá, en “modalidad incubadora” (o sea, vegetal de sofá), no aburrida, lo siguiente, pero muy decidida a dar a nuestra peque su mejor oportunidad de venir a este mundo lista—que significa no demasiado pronto, posiblemente alrededor de la semana 37 y sin necesidad de ponerla en la incubadora.

Ahora pensarás que es un buen momento para ser productiva, escribir mucho y llevar a cabo muchos proyectos, pero resulta que mi mente necesita un cuerpo y una vida activos (y quizás la capa de Wonder Woman) para sentirse inspirada. Buah! Es cierto que la vida tiene manera curiosas para enseñarte cosas nuevas—aunque esta sea una lección que quiera después poner en práctica, porque me gusta demasiado mi estilo de vida activo.

Voy a seguir escribiendo aquí por supuesto y entrar de puntillas en tu móvil u ordenador (si te apetece), pero no te espere artículos increíblemente reflexivos. Voy a coger mi lista de borradores pendientes y escribirlos uno a uno… entre ellos, lo que la guardería de Oliver me ha enseñado hasta ahora, dos secretos para que los padres vuelvan a ser un equipo después de un niño, cómo organizar una baby shower de manera sencilla (y gran ideas para regalo), críticas de los juguetes favoritos de Oliver, ¿mejor desafiar a tus hijos o mantenerlos en una burbuja?, compromisos a la hora de comprar productos de belleza para bebés…

Y por supuesto también intentaré terminar un proyecto de Montessori que ha estado en mi mente (y en mi escritorio) durante demasiado tiempo.

En fin, estaré en reposo forzado en la vida real, pero en La Tela todavía soy Wonder Woman (o mejor, Wonder Sofa, como ha notad una lectora. Gracias, Marta! ;-) ¡Stay tuned!

PD. Ayer pensaba en cuanto soy afortunada… hay mujeres que tienen que estar en la cama todo el embarazo, mientras yo solo tengo que aguantar unas semanas más. Además, Alex es un marido y papá maravilloso, y zia Cri (mi Wonder Sister) ha volado a ayudarnos y está haciendo un poco de Cenicienta, un poco de Mary Poppins, un poco de enfermera estricta (“bebe” y “quédate allí” son sus frases favoritas) y en su tiempo libre de estudiante de Economics and Management.

ACTUALIZACIÓN

Después de unos días, tuvimos otra ecografia con la ginecologa que me ha seguido todo el embarazo. EL peso salió 500gr más, cosa que nos hizo pensar que el ginecologo del hospital se equivocó en calcular el peso esa noche porque la cabeza está muy baja y difícil de medir. Sigo teniendo bastantes contracciones (mi cuerpo funciona así, fue lo mismo en el primer embarazo), pero le martes que viene, 13 diciembre, alcanzaremos la semana 37 en que el embarazo se considera a termino, así podré volver a hacer vida semi normal hasta que la peque decida llegar. (Para mi mamá: no te preocupes, la capa de Wonder Woman vuelvo a ponermela después del parto 😉)

Dime qué opinas

¿Te ha gustado? Estás de acuerdo? Me encantaría saber qué opinas.

Creo que estos te gustarán

¡Lo sé! Yo tampoco quiero que se acabe.