🌸 La Tela di Carlotta
Entra
it en es

Nuestro primer día de alimentación complementaria (y el primer susto!)

jun 23, 2016 • Mamás, papás & niños

Hoy quiero contarte de nuestro primer día de alimentación complementaria, porque una cosa es leerlo en los libros y otra es empezar en la vida real con tu bebé de seis meses. Da un poco de miedo, lo admito, per es emocionante al mismo tiempo pensare que Oliver aprenderá desde pequeño a reconocer la comida en su forma real, no solo pasada.

Nosotros decidimos seguir un libro — este libro maravilloso en inglés que habíamos leído antes de empezar — así que empezamos el día en que Oliver cumplió seis meses y con alimentos sencillos; hasta ese día Oliver comió solo leche materna.

Nuestro primer día, el menú ofrecía zanahorias crudas y cocidas, brócoli, calabacines y pollo. Pronto empezamos a ser mucho más aventureros , pero los primeros días decidimos tomárnoslo con calma y ver cómo Oliver reaccionaría a esta nueva experiencia.

Bueno, hay que decirlo, no fue tan perfecto como esperaba. Oliver no quería quedarse sentado en su trona durante mucho tiempo, no le gustaba casi nada, llevaba la comida a la boca, ponía casa de asco y la tiraba al suelo. Casi todo acababa en el suelo (y Colbie en la gloria, por supuesto)!

A excepción de un trozo de brócoli con que Oliver, quizás porque era más suave y la consistencia más interesante, decidió… casi ahogarse! Sí, justo el primer día! E incluso lo tenemos grabado, hasta el momento en que decidimos parar de grabar y estar preparados en caso de que tuviéramos que ayudarle. Resultó que estaba bien, que ni siquiera tuvimos que tocarle y él resolvió el problema solo.

Te lo cuento porque sé que el primer instinto es ayudar a tu hijo, pero hay que darle la oportunidad de hacerlo solo.

Incluso cuando hace el movimento de reflujo, lo más probable es que esté todo bien: los niños tienen el reflejo de reflujo muy delante en la lengua, por lo que muestran señales de ahogo ya solo cuando la comida esté en la punta de la lengua. Es importante darles el tiempo suficiente para resolver la situación sin tu ayuda: pon una sonrisa grande y deja que el niño solucione el problema por sí solo. Es así que aprenden y lo hacen muy rápido!

Una última cosa: si vas a empezar esta aventura con tu bebé, te aconsejo un curso de primeros auxilios. A mí me pareció muy útil y, entre otras cosas interesantes, he descubierto algo que no sabía: cuando el bebé parece estarse ahogando, no le des las clásicas palmadas en la espalda; hay que cogerlo en brazos en una posición paralela al suelo, con la boca hacía abajo. A nosotros sólo pasó dos veces, pero esta maniobra fue suficiente para resolver el problema sin más ayuda.

La alimentación complementaria es una manera muy bonita de introducir alimentos sólidos en la dieta del bebé y es maravillosamente sorprendente cómo aprenden a comer y apreciar cualquier comida. E incluso cuando tardan un poco más a desarrollar un habito consistente de comida (como Oliver, que durante varios meses después de comenzar siguió comiendo más leche que comida) funciona, tu niño aprenderá a quedarse sentado en su trona y pronto disfrutará (y te dejará disfrutar) de una comida completa. Así que no tires la toalla y verás que serás recompensada!

Hoy Oliver (15 meses) come super bien y acaba de empezar a comer con un tenedor alimentos simples como verduras, huevos revueltos y pasta. Te dejo con una foto sacada esta mañana de Oliver sentado a la mesa como un niño grande mientras come huevos revueltos con un tenedor :-)

Más abajo encontrarás más artículos sobre la alimentación complementaria. Espero que te gusten!