Nuestro primer día de alimentación complementaria (y el primer susto!)

2 comentarios
Ayúdame a correr la voz
ItalianoEnglishEspañol

Hoy quiero contarte de nuestro primer día de alimentación complementaria, porque una cosa es leerlo en los libros y otra es empezar en la vida real con tu bebé de seis meses. Da un poco de miedo, lo admito, per es emocionante al mismo tiempo pensare que Oliver aprenderá desde pequeño a reconocer la comida en su forma real, no solo pasada.

Nosotros decidimos seguir un libro — este libro maravilloso en inglés que habíamos leído antes de empezar — así que empezamos el día en que Oliver cumplió seis meses y con alimentos sencillos; hasta ese día Oliver comió solo leche materna.

Nuestro primer día, el menú ofrecía zanahorias crudas y cocidas, brócoli, calabacines y pollo. Pronto empezamos a ser mucho más aventureros y a dar a Oliver exactamente lo que preparábamos para nosotros mismos (incluyendo purés de verduras con cuchara como a mí me encantan en invierno), pero los primeros días decidimos tomárnoslo con calma y ver cómo Oliver reaccionaría a esta nueva experiencia.

Bueno, hay que decirlo, no fue tan perfecto como esperaba. Oliver no quería quedarse sentado en su trona durante mucho tiempo, no le gustaba casi nada, llevaba la comida a la boca, ponía casa de asco y la tiraba al suelo. Casi todo acababa en el suelo (y Colbie en la gloria, por supuesto)!

A excepción de un trozo de brócoli con que Oliver, quizás porque era más suave y la consistencia más interesante, decidió… casi ahogarse! Sí, justo el primer día! E incluso lo tenemos grabado, hasta el momento en que decidimos que era mejor parar de grabar y estar preparados en caso de que se ahogase. Resultó que estaba bien, que ni siquiera tuvimos que tocarle y él resolvió el problema solo.

Te dejo aquí el video de ese momento… ya verás que se paga la imagen cuando estemos preocupaos  😉

Te lo cuento porque sé que el primer instinto es ayudar a tu hijo, pero hay que resistir la tentación.

Incluso cuando parece que se ahogue, lo más probable es que esté todo bien: como dice la “biblia” de la alimentación complementaria, los niños tienen el reflejo de reflujo muy delante en la lengua, por lo que muestran señales de ahogo ya solo cuando la comida esté en la punta de la lengua (como en el vídeo). Es importante darles el tiempo suficiente para resolver la situación si tu ayuda: siéntate encima de tus manos, pon una sonrisa grande y deja que el niño solucione el problema por sí solo. Es así que aprenden y lo hacen muy rápido!

Una última cosa: si vas a empezar esta aventura con tu bebé, te aconsejo un curso de primeros auxilios. A mí me pareció muy útil y, entre otras cosas interesantes, he descubierto algo inesperado: cuando el bebé parece estarse ahogando, no le des las clásicas palmadas en la espalda; hay que cogerlo en brazos en una posición paralela al suelo, con la boca hacía abajo. A nosotros sólo pasó dos veces, pero esta maniobra fue suficiente para resolver el problema sin más ayuda.

La alimentación complementaria es una manera muy bonita de introducir alimentos sólidos en la dieta del bebé y es maravillosamente sorprendente cómo aprenden a comer y apreciar cualquier comida. E incluso cuando tardan un poco más a desarrollar un habito consistente de comida (como Oliver, que durante varios meses después de comenzar siguió comiendo más leche que comida) funciona, tu niño aprenderá a quedarse sentado en su trona y pronto disfrutará (y te dejará disfrutar) de una comida completa. Así que no tires la toalla y verás que serás recompensada!

Hoy Oliver (15 meses) come super bien y acaba de empezar a comer con un tenedor alimentos simples como verduras, huevos revueltos y pasta. Te dejo con una foto sacada esta mañana de Oliver sentado a la mesa como un niño grande mientras come huevos revueltos con un tenedor 🙂

Más abajo encontrarás más artículos sobre la alimentación complementaria. Espero que te gusten!

Oliver eating eggs with fork at 15 months


Ayúdame a correr la voz

La mujer detrás de las palabras

Me llamo Carlotta, tengo 33 años, soy italiana, estoy casada con un finlandés, y juntos criamos a Oliver (4) y Emily (2) Montessori e multilingües. Estamos vendiendo todo para viajar por el mundo.

Más sobre mí →

Te ha gustado? Estás de acuerdo? No? Dímelo en un comentario :-)

Si prefieres, puedes también enviarme un tweet o escribirme en privado.

  1. Sto leggendo il libro di Piermarini e sto valutando se intraprendere la strada dell’autosvezzamento col mio Alex di 3 mesi e mezzo. Vorrei davvero farlo, ma ho timore che, quando avrà 8 mesi e dovrà andare al nido, non ci sarà più la tetta di mamma tutto il giorno. Non so quanto l’as sia compatibile col nido…
    Ciao Carlotta e buona continuazione di gravidanza!
    Silvia

    • Ciao Silvia e grazie per il tuo commento. Guarda, su questo ti posso solo dire di seguire il tuo istinto. Io, personalmente, anche sapendo di dover mandare Oliver al nido (cosa che io non ho fatto) avrei scelto lo stesso l’autosvezzamento perché credo che abbia un valore aggiunto oltre all’indipendenza che dà al bambino: aiuta a conoscere il vero gusto dei cibi e sviluppare anche il proprio gusto personale.

      Hai intenzione di tirarti il latte o vuoi smettere di allattare? Forse questa è la domanda più importante nella tua decisione.

      Inoltre, leggerai forse che o fai l’autosvezzamento o imbocchi con il cucchiaio (e so che ci sono tante persone che dicono che uno esclude l’altro). Io non la penso così: noi adoriamo i passati di verdura e quando mangiavamo tutti il passato, visto che le capacità motorie di Oliver a 6/7/8 mesi non erano ancora sufficientemente sviluppate per mangiare con il cucchiaio, lo imboccavo. Questo non ha mai interferito con la sua curiosità di mettersi in bocca un cibo per esplorarlo o con la sua voglia di giocare con il cibo (che è la cosa più importante all’inizio).

      Fossi in te ci proverei. Quanto tempo starà al nido? Potresti iniziare a casa puntuale ai sei mesi, e poi quando andrà al nido e suppongo che lo imboccheranno, potresti spiegare loro che può darsi che cercherà di prendere il cibo con le mani e di lasciarglielo fare (o di dargli un cucchiaio in modo che possa “giocare” e sentirsi autonomo mentre lo imboccano). E a colazione e cena continui con l’autosvezzamento e con la tetta.

      Mi spiace non poterti essere molto d’aiuto, ma credo sia una scelta molto personale. Un abbraccio 🌸


Vas de prisa?

Regístrate a mi newsletter para recibir los últimos artículos directamente en tu correo electrónico. Sólo un mail al mes. No spam (lo prometo!) 🙂


Podría gustarte también…

He personalmente seleccionado estos artículos para ti para que puedas seguir leyendo…


Post populares…

Estos artículos han tenido mucho éxito! Quizás te gusten a ti también.


Últimos artículos…

Directamente de las imprentas para que puedas leerlos todo seguidos.

Imprint  ·  Privacy Policy