La Tela di Carlotta
it en es

Feliz 6º cumpleaños, Oliver!

mar 14, 2021

Mi pequeño grande Oliver,

Hoy es un día especial para nosotros. ¡Hoy cumples 6 años! 6 años desde aquel 15 de marzo de 2015 cuando me convertiste en madre.

Debes saber que en mis estudios Montessori descubrí que los niños a los 6 años entran en el segundo plano del desarrollo. ¿Sabes lo que es? No es nada más que un nuevo período en la vida del niño.

Tú no sentirás ningún cambio, tu vida continúa como la conoces y la única diferencia será que podrás decir 6 cuando te pregunten "¿Cuántos años tienes?".

Pero yo siento y veo los cambios.

Llevo tiempo sintiendo que estás a caballo entre los dos planos de desarrollo, como si tuvieras un pie en el zapato de un niño "grande" y otro en aquel de un niño "pequeño". A veces me pareces grande – mucho mayor que tu edad – y me asombras con tu madurez, tu sensibilidad, tu empatía y tu razonamiento racional; otras veces me pareces pequeño – mucho más joven que tu edad – y me recuerdas que todavía estás desarrollando habilidades importantes como la fuerza de voluntad y el control de tus emociones.

Te veo y te siento, mi monkey.

Veo la tormenta interior, siento tus luchas – las conozco bien porque son las mismas con las que tengo que lidiar yo, somos muy similares. Pero también vislumbro el ser humano en el que te estás convirtiendo.

Me gustaría poder ayudarte mucho más, me gustaría que tu cocodrilo no me provocara tanto, me gustaría poder controlar mejor mis reacciones, incluso cuando no me gusten tus comportamientos: no siempre lo consigo, pero sé que estamos aprendiendo juntos.

Al fin y al cabo, cuando no me gustas tú – así es, a veces no me gustas, es normal que no nos gustemos a de vez en cuando, ¿verdad? – cuando no me gustas tú, tengo que mirarme a mí misma, porque tu comportamiento a menudo es un reflejo del mío.

Como ayer por la mañana cuando perdí la paciencia y te dije "Te estás portando asqueroso", pero en realidad yo había sido igual de asquerosa al repetirte durante una hora y media "Ya casi estoy lista” mientras en realidad no estaba lista y prefería seguir trabajando en lugar de llevaros a la playa.

De hecho, tengo que darte las gracias. Porque eres un espejo de mí misma, me ayudas a evolucionar y a ser intelectualmente honesta; te doy las gracias porque incluso cuando tu cocodrilo toma las riendas, muchas veces me dejas guiarte y darte las herramientas para domarlo; te doy las gracias porque cuando logro mantener la calma, tú también haces un esfuerzo; te doy las gracias porque siempre estás dispuesto a aceptar mis disculpas (créeme, no es tan obvio, hay adultos que aún no saben hacerlo). Te doy las gracias por tu paciencia mientras yo descubro día tras día cómo ser padre y entiendo cuáles son los mensajes realmente importantes (y cómo comunicártelos).

Así que te digo esto, porque para mí es muy importante que lo sepas: incluso cuando no me gustas, incluso cuando no me gusto yo, me gusta muchísimo este viaje que emprendemos juntos.

Te amo, mi monkey. ¡Feliz cumpleaños!

Mamma

Dime qué opinas

¿Te ha gustado? Estás de acuerdo? Me encantaría saber qué opinas.

Creo que estos te gustarán

¡Lo sé! Yo tampoco quiero que se acabe.