La Tela di Carlotta
it en es

Pensamientos sobre mi primer embarazo — 30 semanas

ene 8, 2015

Después de otras 10 semanas, otra reseña de pensamientos a telaraña:

  • No imposta cuan grande sea mi barriga, no logro asimilar que dentro de mí se está desarrollando una persona que un día tendrá su familia, su trabajo, sus sueños y esperanzas para el futuro. El milagro de la vida es el único milagro en que creo.
  • No sé si se puede llamar amor, pero cuando se mueve como un loco — a veces hasta molestar — y usa las paredes de mi útero como un tambor, no puedo evitar sonreír.
  • Me encanta en deporte y mi sentido estético es muy alto y crítico — especialmente cuando se trata de mi cuerpo, a la infinita búsqueda de la forma perfecta, incluso cuando es lo mejor que haya sido nunca. Por eso pensaba que unos kilos más en mi cintura, cadera y trasero me volverían loca; en cambio, por primera vez en mi vida me siento totalmente bine en mi cuerpo y no cambiaría nada ni siquiera si pudiese. Nota para el futuro: no es la forma física, sino la mental que cuenta para estar bien con migo misma.
  • El brillo del embarazo no es una leyenda metropolitana.
  • Al principio quería hacerle la habitación en todos sus detalles. Después he pensado que la habitación es más para la mamá que para el bebé. Nuestro monito dormirá con nosotros en su cuna Bednest los primeros meses y ya tendrá todo lo que necesita: dos padres enamorados, contacto y amor incondicional. La habitación la haremos más adelante y, por cierto, hemos decidido que será Montessori :-) Y para prepararme a darle la bienvenida, mucha meditación, comer sano y largos paseos.
  • Hace tiempo leí un libro sobre el embarazo "You pee when you sneeze" (te haces pis cuando estornudas). Es verdad.
  • Las cosas se está haciendo pesadas aquí y no he cogido ni 10 kg. Como hace quién coge 20-25kg? Ouch!
  • Lo que me molesta más es que mi cuerpo ya no consigue seguir mi mente. Tengo que andar en cambio de correo (es que de verdad no puedo correr!), no puedo hacer abdominales, saltos y muchos ejercicios de estiramiento, y tengo que aguantar la respiración cuando me pongo los zapatos. Siempre he pensado ser una especie de superhéroe que puede hacer cualquier cosa se meta en la cabeza. Es importante recordar que somos solo humanos.
  • Me he sentido así de feliz una vez sola en mi vida: el año que conocí a Alex y iba por la calle escuchando Coco de Colbie Caillat, sonriendo y cantando sola (me imagino que la felicidad verdadera parezca un poco loca).

Lee también: Pensamientos sobre mi primer embarazo — 20 semanas

Dime qué opinas

¿Te ha gustado? Estás de acuerdo? Me encantaría saber qué opinas.

Creo que estos te gustarán

¡Lo sé! Yo tampoco quiero que se acabe.