La Tela di Carlotta
it en es

Los terribles 2 años

nov 22, 2020

Contesto todos los días a padres que me piden ayuda con sus hijos de 2 años y aunque hablo mucho de eso en mis cursos online para padres (solo en italiano por el momento), he decidido escribir algo aquí también, porque espero que pueda resolver dudas y crear más empatía y comprensión hacia estos pequeños humanos altamente incomprendidos.

Los dos años son un período de transición interior muy fuerte. Los niños se encuentran en medio de la fase de autoafirmación en la que se están dando cuenta de que son personas por derecho propio, diferentes de mamá y papá y con su propia capacidad de decisión: de hecho, esta fase suele comenzar cuando el niño dice el primer NO y "termina" cuando se reconoce a sí mismo como un individuo – comienza a hablar de sí mismo como "yo" o se reconoce en el espejo. Para tener más empatía, a menudo me gusta imaginar que el nivel de confusión mental de un niño de dos años es "similar" al de un niño que entra en la pubertad, pero con mucha menos capacidad para racionalizar y comprender lo que le está sucediendo. Es una mezcla explosiva.

No es sorprendente que en inglés los llamen terrible twos (los terribles dos años), porque las crisis son frecuentes y, a menudo, impredecibles e inconsolables. A estas crisis las llamamos "rabietas", pero en realidad los gritos, el llanto y las manos son las únicas herramientas que tiene el niño para mostrar lo que siente.

¿Cómo ayudarlos?

Te dejo algunas ideas:

  1. Comprenderlos y empatizar, incluso más que antes.
  2. No pierdas la calma, nuestra calma es su calma. Es difícil, sobre todo si como yo tú tienes poca calma, pero si yo lo he conseguido yo, tú también puedes.
  3. Mantener el orden físico y mental. En esta fase, los niños tienen un sentido del orden muy fuerte (muy fuerte es quedarse corto, el orden es la quintaesencia de su ser) y entran en crisis cuando se altera el orden, aunque sea mínimamente (esperan pasta con queso y llega con tomate, papá le pone los zapatos pero mamá suele hacerlo, un día nos ponemos el pijama antes de cepillarnos los dientes). Esto no significa que ahora debamos mantener una rutina rígida y nunca cambiar una coma de nuestros días (yo soy partidaria de las rutinas flexibles y salir de la zona de confort), sino simplemente estar más atentos a lo que cambiamos y más comprensivos cuando un cambio provoca una crisis: para nosotros es un libro en el estante equivocado, para nuestros hijos es un huracán interior.
  4. Ofrecer aún más comprensión y empatía durante los cambios: la llegada de un hermanito/a, una mudanza, el inicio de clases, dejar el pañal, cambio de estación que nos mantiene en casa en lugar de ir al parque, un virus que amenaza el mundo. Todos estos son cambios importantes y, a veces, dolorosos y difíciles de entender para un niño pequeño: no tenemos que quitarles el dolor, pero debemos estar más presentes y ofrecer más tiempo de calidad.
  5. Cuidarnos a nonostros mismos: esta edad es sumamente complicada y es fácil sentirse frustrado, culpable, enojado, abrumado y así empeorar la situación. Es normal. Debemos hacer todo lo posible para cuidarnos (hacer ejercicio, aunque sea unos minutos al día, siempre ayuda) y dedicarnos un tiempo de calidad (incluso solo una hora a la semana y 10-15 minutos al día).

Esta es una edad maravillosa, para mí la más hermosa que existe de los niños pequeños. Si pudiéramos entender a nuestros hijos e ir más allá de las crisis (por frecuentes que sean), podríamos vivir esta edad mágica con mucha más serenidad.

Ideas:

  • Aplicación "7 minutos": 7 minutos de ejercicio al día es algo que todos, todos, todos podemos hacer.
  • 1 hora a la semana para un pasatiempo en solitario, sin peros Un libro, una lección de baile, un paseo en bici, gimnasio, bordado, una cena con amigos… pase lo que pase, importa que cada padre encuentre la manera de conceder este tiempo al otro, sin resentimientos y sin culpa.
  • 15 minutos al día: si pasas la tarde en casa con los niños, cuando llegue el otro padre, tómate 10-15 minutos para ti. La crianza de los hijos está formada por dos personas y debe ser 50-50. Solo vosotros padres podéis decidirlo.

Dime qué opinas

¿Te ha gustado? Estás de acuerdo? Me encantaría saber qué opinas.

Creo que estos te gustarán

El blog

Escribo principalmente sobre genitorialidad, Montessori y multilingüismo. Lee mis últimos artículos.

Vida sostenible
Vivir de manera sostenible para mí no significa solo tener un estilo de vida más ecológico. Significa tomar decisiones sostenibles para nuestro planeta, las personas que los habitan, pero también para nuestra vida, nuestro estilo de vida y nuestra felicidad. Significa aprovechar cualquier oportunidad diaria para evolucionar como seres humanos, para ser más felices, más sanos, más amables, más responsables y más cuidadosos — la única forma sostenible para un futuro significativo.
Face yoga, el yoga para la cara
Porque deberías llevar la misma ropa dos veces en Instagram
El poder de crear habitos (y porque deberías hacerlo, aunque luego los rompas)
Comer de manera responsable es la dieta del futuro (¿Te apetece enseñarlo a tus niños?)
El poder de NO quejarse: ¿podrías hacerlo durante un mes entero?
¡Limpia tu planeta, por favor!
Infografía: 8 pasos para pasar a los pañales de tela
Una nota personal sobre la felicidad
Una nota personal sobre los social media
Un cambio de vida siempre expande tus horizontes
Acabas de llegar a La Tela?
He preparado colecciones de varios artículos que he escrito a lo largo de los años. Quizás encuentres uno que te interese.

Viajes

Vendimos todo para viajar por el mundo durante dos años. Actualmente estamos en Nueva Zelanda.

Libros

En 2020 escribí 4 libros para la colección “Gioca e impara con il metodo Montessori" curada por Grazia Honegger Fresco. La colección es un proyecto de Il Corriere della Sera y La Gazzetta dello Sport.

También implementamos los talleres de los últimos 15 volúmenes de la colección con Oliver y Emily.

Podcast

En mi podcast, “Educare con calma”, hablo de varios temas, desde Montessori hasta la sostenibilidad. ¡Solo en italiano!

ene 15, 2021 • 20m
Come "montessorizzare" la casa per dare indipendenza ai bambini
In questo episodio di Educare con Calma parliamo di come offrire indipendenza in casa attraverso l'ambiente. Vi parlo dell'importanza dell'ambiente (anche nelle scuole Montessori), di quanto sia importante apportare piccoli cambiamenti in casa per dare più indipendenza ai bambini, e anche di come purtroppo questo non sia sufficiente… Questo tema è uno dei primi che avevo in mente di trattare sul podcast… meglio tardi che mai! 🌸 -- Come appoggiare il podcast: Io non faccio pubblicità e non acc...
25
ene 13, 2021 • 05m
Montessori in 5': Un metodo per smettere di criticare
Ho deciso di creare una piccola rubrica sul podcast in cui vi parlo di Montessori, educazione consapevole, disciplina dolce, disciplina positiva (chiamatela come volete, io la chiamo "educazione a lungo termine" 😉) e in ogni episodio tratto un tema in soli 5 minuti. In questo primo episodio vi suggerisco un metodo (infallibile) per smettere di criticare continuamente i nostri figli (a voi piacerebbe sentirvi sempre criticati e corretti?). L'episodio è nato da questa riflessione che ho fatto s...
24
ene 8, 2021 • 31m
Viaggiare a tempo pieno: domande e risposte
In questo episodio di Educare con Calma rispondo alle vostre domande (più ripetute) sul nostro stile di vita di viaggiatori a tempo pieno: perché lo abbiamo scelto, come ci manteniamo, come permettiamo lo sviluppo sociale dei bambini e molto di più. Vi lascio anche alcuni articoli relazionati a ciò di cui parlo nell'episodio: I bambini devono uscire dalla propria zona di comfort  Vuoi un cambiamento nella tua vita? Trova la grotta! Se ti va, lasciami un commento sotto gli articoli per farmi s...
23

Instagram

Actualizo Instagram casi todos los días para estar “cerca” de mi familia lejana.

¿Por qué La Tela di Carlotta?
Soñé con el nombre La Tela di Carlotta. Una mañana me desperté y en mis sueños había creado un blog con el mismo nombre de la novela americana (Charlotte’s Web). Muchos años e infinitos altibajos después, esta telaraña de pensamientos e historias es mi trabajo. Tardé mucho en entender qué tipo de presencia online quería ser y hoy lo sé: soy transparente, muestro la vida real, no hago publicidad, solo recomiendo marcas sostenibles (y no siempre porque me paguen) y creo en el valor de mi blog y de mis cursos – porque si no creemos en el valor de nuestro trabajo, nadie creerá por nosotros.
Carlotta
Carlotta dreaming of La Tela
¡Lo sé! Yo tampoco quiero que se acabe.