La Tela di Carlotta
it en es

Mi segundo parto express

mar 28, 2017

Este post, como mi segundo trabajo de parto, será express.

[Debes saber que mi primer trabajo de parto y parto han sido increíblemente rápidos, y cuando estaba embarazada de Emily los médicos me decían que el segundo sería aún más rápido. Bueno, nunca habría pensado que pudiera ser tan rápido! Y te lo voy a contar porque creo que las mujeres embarazadas necesitan saber que no todos los trabajos de parto son terribles escenas de película del horror—pero, lamentablemente, cuando estás embarazada te cuentan sólo lo negativo, como si fueran orgullosos!]

Era el 31 de diciembre del 2016. Alrededor de las 3:00 de la madrugada estaba despierta porque Oliver se había despertado y, aunque Alex se había ido con él, yo no podía dormir. Me sentía perfectamente bien, sin dolor, sin síntomas, sin contracciones diferentes de las que había estado teniendo durante meses. Y luego empezó.

3:00 - Mi agua se rompe y yo ni siquiera entiendo lo que es: la cabeza de Emily es tan baja que sale poquísima agua. ¡Nada de las fuentes que se ven en las películas!

4.30 - Comienzo a tener contracciones regulares así que Alex y yo decidimos (como nos había aconsejado nuestra ginecóloga) prepararnos e ir al hospital. (No te rías de mí, pero yo usé esta aplicación para controlar las contracciones, y empecé a prepararme cuando me dijo: “¡Ve al hospital!” ;-) En una situación normal (como en el primer trabajo de parto) habría esperado tener contracciones de 1 minuto cada 3 minutos).

5.10 - Llegamos al hospital. El viaje en coche había estado relajante, las contracciones eran regulares, pero no muy fuertes todavía. Me siento tan bien que decidimos ir a aparcar y subir la cuesta hasta Urgencias juntos. En algún momento incluso tengo que regañarle a Alex, porque me está haciendo reír tanto que las contracciones se están haciendo más dolorosas. ¡Nos lo estamos pasando súper bien! (Qué diferencia de la primera experiencia)

5.20 - La matrona me explora y me dice que estoy de 3cm. Pero como le conté de mi primer parto express, decide mandarme a la sala de parto para seguir el trabajo de parto allí. Yo esto un poco enfadada…sólo 3 cm? Quizás habría tenido que esperar más en casa. ¡Menos mal que no lo hice!

5.45 - Ahora las contracciones son bastante regulares y fuertes, y el dolor (físico y mental, como pensaba que todavía iba a tardar horas!) es insoportable.

6.10-6.30 - Voy al baño, y las contracciones son tan fuertes que pienso que no podré hacerlo sin epidural. Me levanto y siento un dolor que recuerdo muy bien desde el primer parto: la cabeza está saliendo, tengo que empujar! Alex llama a la matrona, que viene caminando, sin prisa! La conversación va más o menos así:

Matrona: “Siéntate que te miro”.

Yo: “No hace falta mirarme, está saliendo, tengo que empujar!” (El dolor es tan intenso que casi lloro!)

Matrona: “Ok, no te preocupes, te miro y así vemos si puedes empezar a empujar”. (Claramente no cree que sea posible!)

Yo: “Te estoy diciendo que está saliendo!!!”.

Matrona, después de mirarme: ”¡Está saliendo!”. (¡Te lo dije!) (Llama a otra matrona y empiezan a correr de un lado a otro para prepara la sala para el parto… Alex tiene razón, soy una baby-making machine!)

Matrona: ”Ok, empuja! No, no, para! ¡Demasiado rápido!” (¡¿Qué?!?!) Ok, empuja otra vez! No, para, para, para! Ok, empuja suavemente!

6.30 - Emily está aquí. No me dan ni un punto. ¡Hurra para nosotros!

Dime qué opinas

¿Te ha gustado? Estás de acuerdo? Me encantaría saber qué opinas.

Creo que estos te gustarán

¡Lo sé! Yo tampoco quiero que se acabe.