La Tela di Carlotta
it en es

Una nota personal sobre la felicidad

dic 19, 2017

En el momento que escribo este post, Emily tiene 11 meses y Oliver 3 años (en marzo)


La felicidad ha sido un tema recurrente en mi mente en los últimos meses de privación del sueño, es muy fácil perder el enfoque de lo que realmente importa cuando no duermes. Y eso está a un paso de no sentirse feliz en absoluto, de cuestionarlo todo, tu vida, tu trabajo, tus relaciones, tu matrimonio, tu significado.

Hace un tiempo escribí sobre enseñar la felicidad a los niños, y eso comenzó una telaraña de pensamientos en mi cabeza.

A menudo, cuando Alex me pregunta cómo estoy, me quejo. Es mi tendencia natural: soy una persona negativa y pesimista por defecto. Si me conoces, quizás nunca lo haya notado, porque a lo largo de los años he estado haciendo un GRAN esfuerzo para cambiar ese rasgo de mi personalidad (pero pregúntale a mi marido y él te lo confirmará!).

Últimamente, me quejo MUCHO. En mi experiencia, quejarse de las cosas en voz alta no solo te ayuda a liberar la negatividad y a ver las cosas de manera más racional, sino que también hace que las personas sean más empáticas y propensas a ayudarte (excepto mi marido, odia que me queje ;-). Y seamos honestos, la empatía (y unos días de sueño INinterrumpido) es lo único que una madre con falta de sueño necesita desesperadamente en todo momento.

Los últimos meses de privación del sueño han sido los más difíciles de mi vida hasta ahora y me han hecho reevaluar la felicidad. Estaba tan agotada que a menudo me sentía infeliz, como si mi vida perfecta, con un marido atento y cariñoso, dos hijos sanos y adorables, un trabajo que simplemente adoro, una familia respetuosa y amigos maravillosamente presentes… como si todo eso no fuera suficiente.

Entonces, cuando se hizo evidente que nuestra situación nocturna no iba a cambiar a corto plazo, sabía que tenía que hacer un esfuerzo consciente para recuperar el control sobre mis emociones y forzarme a sentirme feliz. Así que estoy intentando algo nuevo (todavía no me sale muy bien, pero la perfección lleva tiempo).

La felicidad son finos trozos de alegría

Todo comenzó cuando leí un artículo sobre Chade-Meng Tan, el antiguo gurú de la felicidad de Google (¡así es!), donde dice que la felicidad no tiene que ser un sentimiento constante y general. Puede venir como dulces, breves momentos durante todo el día.

Los llama “finos trozos de alegría”, que es un concepto con el que realmente me puedo identificar últimamente. En sus propias palabras:

“En este momento, tengo un poco de sed, así que voy a beber un vaso de agua. Y cuando lo hago, siento un fino trozo de alegría tanto en el espacio como en el tiempo. No es como ‘¡WOW!’, es más como, ‘Oh, esto es algo agradable’. Por lo general, estos eventos no son notables: un bocado de comida, la sensación de pasar de una habitación caliente a una habitación con aire acondicionado, el momento de conexión al recibir un mensaje de un viejo amigo. Aunque duran dos o tres segundos, los momentos se suman, y cuanto más notes alegría, más sientes alegría. Finos trozos de alegría ocurren en la vida en todas partes… y una vez que empiezas a notarlas, algo pasa: te da cuentas de que siempre están ahí. La alegría se convierte en algo con lo que puedes contar, y eso es porque estás familiarizando la mente con la alegría”.

Leer esto fue para mí uno de esos momentos bombilla.

Aunque mi esposo probablemente esperaba una estrategia “no más quejas”, yo decidí hacer un cambio mucho más pequeño y menos apreciable: cuando algo me siente bien, digo “¡Oh, esta es un pequeño trozo de alegría!”, que me hace sonreír. Además, algunas veces al día, me detengo a pensar conscientemente en lo bueno de mis días, reconociéndolo y recordándolo. A veces es más fácil y los buenos recuerdos fluyen frente a mis ojos, pero a menudo tengo que cavar en mi profundo para encontrar lo bueno en un mal día.

Es un hábito, y como todo hábito debe desarrollarse, lleva tiempo, pero me gusta, porque es algo en lo que puedo trabajar en privado, al igual que la meditación o el mindfulness.

Hace un tiempo tuve una muy mala mañana. Ibamos tarde parael colegio; los niños lloraron para prepararse, para desayunar, para lavarse los dientes (odio cuando lloran); en el camino a la escuela, podía ver el tráfico para regresar a casa, una fila interminable de coches, así que tuve que cambiar todos mis planes y quedarme afuera toda la mañana mientras esperaba que Oliver saliera de la escuela (odio cambiar de plan); estaba vestida demasiado e incómodamente caliente; Oliver había llorado en el auto por algunas trivialidades sin sentido (sin sentido en mi mente, claramente, no en la suya) y Emily estuvo despierta toda la mañana, así que yo no pude hacer nada de trabajo.

PERO.

Esa misma mañana, Emily no gritó desesperadamente en el auto por primera vez en mucho tiempo; a pesar de mi agotamiento, pude ser paciente y comprensiva con Oliver durante su crisis y pude cambiar su estado de ánimo; tuve un baño cerca cuando necesité hacer pis; mi café estaba muy bueno; y cuando recogí a Oliver, el tráfico había desaparecido y llegamos a casa rápidamente. FINOS TROZOS DE ALEGRÍA.

Probablemente este sea solo otro ejercicio de mindfulness: notar esos finos trozos de alegría y pensar activamente en la felicidad que me trajeron fue suficiente para hacerme sentir mejor por una mañana de otra manera mala e improductiva.

Después de todo, creo que la felicidad es como un músculo. Y todos podemos (y debemos) entrenarlo.

Dime qué opinas

¿Te ha gustado? Estás de acuerdo? Me encantaría saber qué opinas.

El blog

Escribo principalmente sobre genitorialidad, Montessori y multilingüismo. Lee mis últimos artículos.

Vida sostenible
Vivir de manera sostenible para mí no significa solo tener un estilo de vida más ecológico. Significa tomar decisiones sostenibles para nuestro planeta, las personas que los habitan, pero también para nuestra vida, nuestro estilo de vida y nuestra felicidad. Significa aprovechar cualquier oportunidad diaria para evolucionar como seres humanos, para ser más felices, más sanos, más amables, más responsables y más cuidadosos — la única forma sostenible para un futuro significativo.
Face yoga, el yoga para la cara
Porque deberías llevar la misma ropa dos veces en Instagram
El poder de crear habitos (y porque deberías hacerlo, aunque luego los rompas)
Comer de manera responsable es la dieta del futuro (¿Te apetece enseñarlo a tus niños?)
El poder de NO quejarse: ¿podrías hacerlo durante un mes entero?
¡Limpia tu planeta, por favor!
Infografía: 8 pasos para pasar a los pañales de tela
Una nota personal sobre la felicidad
Una nota personal sobre los social media
Un cambio de vida siempre expande tus horizontes
Acabas de llegar a La Tela?
He preparado colecciones de varios artículos que he escrito a lo largo de los años. Quizás encuentres uno que te interese.

Viajes

Vendimos todo para viajar por el mundo durante dos años. Actualmente estamos en Nueva Zelanda.

Libros

En 2020 escribí 4 libros para la colección “Gioca e impara con il metodo Montessori" curada por Grazia Honegger Fresco. La colección es un proyecto de Il Corriere della Sera y La Gazzetta dello Sport.

También implementamos los talleres de los últimos 15 volúmenes de la colección con Oliver y Emily.

Podcast

En mi podcast, “Educare con calma”, hablo de varios temas, desde Montessori hasta la sostenibilidad. ¡Solo en italiano!

oct 16, 2020 • 19m
La nostra routine con i bimbi
Mi chiedete spessissimo quale sia la nostra routine a casa con i bimbi e in questo episodio vi svelo che noi, una routine vera e propria, non ce l'abbiamo. Abbiamo una routine minima e indispensabile, che è un concetto che mi sono totalmente inventata su due piedi mentre parlavo a briglia sciolta in questo episodio, ma che credo funzioni davvero. Almeno per noi. La routine minima e indispensabile, secondo me, risponde anche a un altro "problema": trovo che ci bombardino spesso con l'idea del...
11
oct 9, 2020 • 24m
Sostenibilità: come sensibilizzare i bambini e i giovani adulti | Con Cristiana Cerri Gambarelli
In questa puntata a due voci di Educare con Calma – divisa a metà perché amo gli episodi corti - parliamo di sostenibilità e per farlo ho invitato mia sorella, Cristiana Cerri Gambarelli, project manager della Federazione dei Giovani Verdi Europei e un esempio per chiunque voglia intraprendere un viaggio nella sostenibilità: negli ultimi ha cambiato tutta la sua vita per ridurre la sua impronta di carbonio e per prendere ogni giorno decisioni più sostenibili per il nostro pianeta e in questa ...
10
oct 2, 2020 • 24m
Intraprendere un viaggio nella sostenibilità | Con Cristiana Cerri Gambarelli
In questa puntata a due voci di Educare con Calma – divisa a metà perché amo gli episodi corti - parliamo di sostenibilità e per farlo ho invitato mia sorella, Cristiana Cerri Gambarelli, project manager della Federazione dei Giovani Verdi Europei e un esempio per chiunque voglia intraprendere un viaggio nella sostenibilità: negli ultimi ha cambiato tutta la sua vita per ridurre la sua impronta di carbonio e per prendere ogni giorno decisioni più sostenibili per il nostro pianeta e in questa ...
9

Instagram

Actualizo Instagram casi todos los días para estar “cerca” de mi familia lejana.

¿Por qué La Tela di Carlotta?
Soñé con el nombre La Tela di Carlotta. Una mañana me desperté y en mis sueños había creado un blog con el mismo nombre de la novela americana (Charlotte’s Web). Muchos años e infinitos altibajos después, esta telaraña de pensamientos e historias es mi trabajo. Tardé mucho en entender qué tipo de presencia online quería ser y hoy lo sé: soy transparente, muestro la vida real, no hago publicidad, solo recomiendo marcas sostenibles (y no siempre porque me paguen) y creo en el valor de mi blog y de mis cursos – porque si no creemos en el valor de nuestro trabajo, nadie creerá por nosotros.
Carlotta
Carlotta dreaming of La Tela
¡Lo sé! Yo tampoco quiero que se acabe.