Berlín con niños pequeños

Déjame un comentario
Ayúdame a correr la voz
ItalianoEnglishEspañol

En primer lugar, este fue el primer viaje en el que me di cuenta de que viajar con niños pequeños no es tan fácil como Oliver nos había hecho creer hasta ahora: por supuesto, él con 17 meses quiere caminar, explorar e ir sólo cuando y donde quiera (parques, detrás de perros, a tocar las fuentes…). Nuestra manera de visitar las ciudades a pie y ver todo lo que hay que ver… bueno, por ahora está definitivamente olvidada.

Por nuestra suerte, Berlín ha sido una revelación. No tanto por la ciudad—a pesar de estar llena de historia que sólo se pudimos ver de lejos, no es una ciudad impresionante como Barcelona, donde en cada esquina te quedas boquiabierta—pero es a medida de niños y familias.

Está llena de parques verdes para sentarse, merendar, jugar con la pelota o aprender a montar en bicicleta; cada parque tiene una o más áreas de juego y todas están limpios, bajo la sombra de bonitos arboles, con estructuras de madera hermosas para los niños y arena en el suelo… los parques juegos más bonitos que haya visto nunca; los bares para familias son muchos y cada uno tiene algo especial: áreas internas de arena con palas y rastrillos, haitaciónes llenas de juguetes, zonas de lectura, mesas pequeñas para los pequeños y grandes para los grande, comida saludable para los niños y otra más “traviesa” para los padres golosos.

Hoy te voy a contar nuestros sitios favoritos, los que si volveríamos a ver Berlin con niños pequeños no nos querríamos perder.

Volkspark Friedrichshain

Este fue quizás nuestro parque favorito. Hay una hermosa fuente con estatuas de los más famosos personajes de cuentos de hadas para niños: Oliver disfrutó andar en el borde de la fuente y Alex y yo nos divertimos a adivinar los personajes de piedra.

Pero la verdadera sorpresa fue la zona juego: tuve que hacer un video porque no sería capaz de describirla con palabras. Inmersa en el silencio de la naturaleza, a la sombra de arboles altísimos, con una zona para los más mayores que tiene hasta una tirolesa larga y un área para niños pequeños con bonitos caballos de madera para montar y casas de indios. Pensamos quedamos a quedarnos media hora y cuando nos dimos cuenta ya habían pasado dos horas! Te dejo videos y fotos.

Alexanderplatz

Nuestro piso estaba muy cerca de la famosa Alexanderplatz, que fue una revelación incluso para Oliver. Es inmensa, no hay tráfico, llena de gente para observar y perros para perseguir y por la tarde (desde las 18:00) siempre hay artistas callejeros y música en vivo.

Las granjas en el corazón de la ciudad

Habíamos leído que el zoológico de Berlín es el más visitado de Europa y, aunque yo no soy pro zoológico, decidimos llevar a Oliver a ver los animales. Para mí fue una decepción: es triste (en especial la zona de los primates, se podía leer la tristeza y la ira en sus ojos) y para algunos animales hay muy poco espacio. Así que con esto cerramos el capítulo zoológico (por lo menos yo).

Además, la parte que más le gustó a Oliver fue la zona interactiva, donde pudo acariciar cabras, ovejas, burros y ponis y darles de comer (comprando la comida de las máquinas expendedoras). Oliver era un poco inseguro y confuso, pero no paró de acariciar a los animales y salió de allí diciendo “beeeeee!” 🙂

Afortunadamente en Berlín no hay que ir al zoológico (ni salir de la ciudad) para probar la experiencia de la granja: en varios parques en el corazón de la ciudad hay una Kinderbauernhof (granja para niños), donde se puede acariciar y dar de comer a los animales de la granja. Y son gratuitas. La más bonitas, sin duda, son las de Görlitzer Park y de Mauerpark, las dos en el distrito de Kreuzberg (a pocos minutos de Alexanderplatz con metro 8): tienen diferentes horarios de verano e invierno, pero desde las 11:00 hasta las 17:00 está siempre abiertas.

Prenzlauer Berg, la zona para familias

Un día dejamos a Oliver con zia Cri e tito Geggy (que vinieron a vernos desde Hamburgo y se quedaron toda la semana) y Alex y yo decidimos explorar el área para familias (nunca sabes donde te trae la vida): Prenzlauer Berg. Sin duda, esta es la zona donde nos gustaría vivir si nos mudáramos a Berlin: tranquila, con amplias aceras, pocos coches, muchos restaurantes y bares de moda, numerosas zonas de juego en todos los rincones todas preciosas y muy limpias, y un sinfín de tiendas para niños (todas de diseño, de las que nos gusta a nosotros) y cafeterias para familias.

Una tienda linda que nos recomendaron es Rasselfisch (en Rykestraße 44), pero sólo es suficiente andar un poco para encontrar muchas más: nosotros al final compramos un montón de pequeñas cosas en Greta + Bjørn (en Rykestraße 19) y también esta hermosa mochila a forma de perro de la marca alemana AffenZahn (y hay muchos animales diferentes!) de la que me enamoré, y que será perfecta para cuando Oliver iniciará la guardería en octubre.

Hackeshe Höfe, tranquilo e divertido

Esta serie de patios conectados fue una verdadera revelación para nosotros padres amantes del diseño, pero con peques que se escapan por todo lado. Peatonal y con muchos bancos para subir y bajar, árboles para esconderse, y también una tienda muy especial para niños, Levy’s Toys.

Pasamos una mañana muy agradable aquí con Oliver, explorado los patios, haciendo pompas de jabón, mirando las tiendas y tomando un café con un delicioso croissant en Ben Rahim.

El Reichstag con niños

El palacio del Riechstag es uno de los pocos edificios históricos que es ideal para visitar con niños pequeños: se puede visitar con cochecitos (incluso las partes más altas de la cúpula) y los niños disfrutan la “subida de cristal” y las impresionantes vistas de la ciudad. También hay una guía de audio gratuita que dura unos 20 minutos (ideal para padres 😉 .

Desafortunadamente había leído que era suficiente reservar las entradas con dos días de antelación, pero cuando intenté reservarlas el día después de llegar, el primer día disponible era justo el día después de salir de Berlin. Sigh! Por lo tanto, si vas a visitar Berlín con niños, no hagas como nosotros: reserva tus entradas en sta pagina web con mucha antelación!

Tu Berlín

Por supuesto, hay miles de otros lugares que nos gustaron— pequeños jardines y rincones escondidos que nos enamoraron—pero estos son parte de nuestra Berlín, la que nos llevó a visitar nuestra pequeño guía y hombrecito aventurero. Te dejo con algunas fotos tomadas en algunos de estos lugares que han creado nuestra Berlín.


Ayúdame a correr la voz

La mujer detrás de las palabras

Me llamo Carlotta, tengo 33 años, soy italiana, estoy casada con un finlandés, y juntos criamos a Oliver (4) y Emily (2) Montessori e multilingües. Estamos vendiendo todo para viajar por el mundo.

Más sobre mí →

Te ha gustado? Estás de acuerdo? No? Dímelo en un comentario :-)

Si prefieres, puedes también enviarme un tweet o escribirme en privado.

  1. No seas timido. Me encanta leer lo que piensas.

Vas de prisa?

Regístrate a mi newsletter para recibir los últimos artículos directamente en tu correo electrónico. Sólo un mail al mes. No spam (lo prometo!) 🙂


Podría gustarte también…

He personalmente seleccionado estos artículos para ti para que puedas seguir leyendo…


Post populares…

Estos artículos han tenido mucho éxito! Quizás te gusten a ti también.


Últimos artículos…

Directamente de las imprentas para que puedas leerlos todo seguidos.

Imprint  ·  Privacy Policy